Presidente Santos agradeció encontrar en el Gremio, un socio que más allá de saber y querer edificar una casa, un colegio, un acueducto; sabe, quiere y contribuye a edificar un mejor país.

Camacol propone a Gobierno acciones de corto plazo para reactivar la actividad y la inversión en vivienda nueva.

En el discurso de cierre del Congreso Colombiano de la Construcción, la presidente Ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, expuso acciones de corto plazo para reactivar el sector, así como los desafíos para los próximos años. También aprovechó para agradecer al Presidente Juan Manuel Santos por su destacada labor en lo que se refiere a la política de vivienda.

Recordó el compromiso de los empresarios del gremio, no solo invirtiendo en los proyectos, sino asumiendo los riesgos inherentes al desarrollo de la actividad de la construcción. “Desde el año 2010, hemos lanzado 4.000 proyectos de vivienda social con más de 750.000 unidades. Eso demuestra el compromiso de nuestras empresas”, señaló.

Sin embargo, expuso que la desaceleración de la economía y sus impactos sobre el aparato productivo, comercial y laboral en muchas regiones ha generado una contracción muy fuerte en el desempeño del sector. En los últimos cinco trimestres, la construcción de edificaciones ha venido con reducciones consecutivas en la generación de valor agregado, con sus efectos negativos en la capacidad del sector de generar empleo.

En ese contexto, la ejecutiva del Gremio dio a conocer al Primer Mandatario algunas acciones de corto plazo que considera fundamentales para reactivar la actividad y la inversión en vivienda nueva. La primera de ellas es darles continuidad a los programas de Mi Casa Ya y del subsidio a la tasa de interés FRECH VIS.

“La actual vigencia de estos, para 2018 en el caso del FRECH y para el 2019 en el programa Mi Casa Ya, son insuficientes para estimular el lanzamiento de nuevos proyectos, que tendrán entregas en los años 2019, 2020 y posteriores, y en los cuales no hay certeza de la existencia de nuevos subsidios. Hemos estimado que extender la vigencia de los programas puede demandar recursos por 1,8 billones de pesos en subsidios y con eso apalancaríamos inversiones en vivienda social por cerca de 10 billones de pesos”, afirmó la Ejecutiva.

También propone lograr un mayor nivel de financiación para los hogares del segmento No VIS, mediante el mecanismo de leasing habitacional y un seguro de crédito a través del Fondo Nacional de Garantías. “Hemos tenido reuniones con el señor Ministro de Hacienda, el Fondo Nacional de Garantías y el sector financiero, y vemos que puede ser una gran estrategia, que además de que es fiscalmente viable, es operativamente eficiente y nos permitirá movilizar el inventario de vivienda y recobrar la dinámica de ese segmento“, aseguró.

Otra acción prioritaria tiene que ver con las disposiciones recientes sobre los planes de manejo arqueológico y las rondas de los cuerpos de agua aplicables al suelo donde se desarrollan los proyectos, que se han convertido en una carga para los proyectos y un obstáculo para su ejecución. “Queremos que se evalué la pertinencia y operatividad de estas disposiciones, y que las directrices de tipo ambiental sean aliadas del desarrollo urbano formal y no una fuente de inseguridad jurídica e informalidad”, expresó Sandra Forero.

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, clausuró el evento con un discurso donde agradeció al gremio por haber sido un socio ejemplar en el impulso a la política de vivienda durante los ocho años de Gobierno. Además, reconfirmó lo que el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, anunció sobre la inclusión en el Presupuesto General de la Nación de los recursos para continuar con los programas de vivienda en 2019.

Para el Primer Mandatario la política de vivienda debe continuar, “Cuando les entregamos las llaves de su nueva casa a muchas familias beneficiarias y nos contagiamos de su felicidad, también sentimos cierta frustración, cierta impotencia porque sabemos que aún quedan todavía muchas familias añorando su casa propia”, afirma.

Pero señala que más que ser un problema, debe ser una oportunidad y aliciente para el Gremio y para el próximo gobierno, “que tendrá la oportunidad de hacer lo mismo que nosotros o más, de construir sobre lo construido. De nuevo gracias, muchas gracias, al sector de la construcción por haber sido tan buen socio en esta larga y difícil travesía”.

“Fuimos muy afortunados por haber tenido a nuestro lado a un sector que más allá de saber y querer edificar una casa, un colegio, un acueducto; sabe, quiere y contribuye a edificar un mejor país. Les deseo buen viento y buena mar con el siguiente capitán que ojalá los conduzca a otro puerto de destino inclusive mejor del que juntos logramos conquistar”, concluyó el Presidente Juan Manuel Santos.

Por: Wilvimar
Wilvimar.jpg