Cocinar: la clave para una alimentación saludable

733

La falta de tiempo para cocinar en casa es directamente proporcional a incrementar el riesgo de adoptar malos hábitos alimenticios. Por un lado, al no cocinar su comida, poca conciencia tiene de cómo ha sido preparada y de qué le está dando a su organismo. Por lo que, alimentarse se convierte en una rutina inconsciente y automática.

Y es que, ¿cuánto tiempo tiene usted disponible al día para cocinar? De seguro no mucho. De hecho, según cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las personas pasan dos tercios de su vida en su lugar de trabajo, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que problemas como la obesidad son más comunes en sociedades urbanas con un ritmo de vida más ajetreado*.

Dado este panorama, el mercado ofrece innovaciones tecnológicas que permiten optimizar el tiempo en las preparaciones, entre ellas, se destaca por estos días, la Multiolla Rápida que Oster ha desarrollado para facilitar y hacer posible la buena alimentación en los hogares colombianos.

Las ollas son elementos que pasan desapercibidos pero que en realidad han tenido un papel fundamental en la evolución de la cocina. Al parecer, se inventaron hace más de 10.000 años en Anatolia (actualmente Turquía), durante el Neolítico y hallazgos arqueológicos evidencian que eran de barro. Más tarde, con el descubrimiento de la alfarería se elaboraban en materiales como madera y vidrio, hasta que, en 1642, en Europa, se empezaron a hacer las primeras ollas en hierro.

Posteriormente, en la década de los 2000, se crearon las multiollas, ollas a presión con programas inteligentes que hoy en día pueden cocinar solas, siendo el caso de la Multiolla Rápida de Oster. Ésta tiene 12 funciones en total: 8 pre-seteadas y 4 modos manuales (lenta, presión, vapor, sofrito/salteado) que permiten programar el tiempo para la preparación de cualquier alimento (carnes y estofados, multigranos, arroz y risotto, sopas, postres y hasta yogur).

Además, con su capacidad para mantener la comida caliente hasta por 4 horas, puede tener su comida recién preparada cuando llegue a casa, con solo programarla desde la mañana. Después de todo, y como dice el adagio popular: Nada como la comida hecha en casa.

En adición a ello, su durabilidad la hace práctica, pues es 4 veces más resistente a ralladuras y su recubrimiento es en Bioceramic, 100% natural y libre de teflón, el cual es tóxico para la salud.

Sin lugar a duda, para cocinar ya no hay excusas, con electrodomésticos como estos sólo debe agregar los ingredientes, activar la función y dejar que, cocine por usted. Recuerde que su salud siempre debe ser una prioridad.