Colombia cayó con Brasil con gol de Neymar

314

La cancha del estadio Arena da Amazônia hervía. El corazón de Brasil representado en los más de 40.000 hinchas que llenaron las tribunas en Manaos con la ilusión renovada por Tite y su banda de craques. Batucada hecha sentimiento. Al frente, el equipo de Pékerman que cuando la mano vino dura no se rindió. Estuvo James, en su partido 50 con la Selección, también Roger Martínez representando el recambio que cuesta, pero que es inaplazable. Hubo errores en marca y tenencia de pelota. Brasil no perdona.

El peor comienzo para un partido difícil. Apenas el cronómetro llegaba al minuto 2 cuando Neymar cobró un tiro de esquina que Miranda convirtió en gol. Cabezazo imparable. Bacca falló en la marca, pero no fue únicamente un error individual. En esos primeros toques de balón Colombia no tuvo confianza. No pudo resistir la historia de la Verdeamarela que intimida con la camiseta. Cada vez que Colombia tocó la pelota, el público respondió con abucheos.

Ante la opresión, rebeldía. El paso de los minutos le dio a la Selección argumentos para creer. Poco a poco fue recuperando la pelota y llegó con peligro al área rival. Brasil respondió con orden. Su juego marca registrada por la banda izquierda hería constantemente el mediocampo y la defensa colombianas. La conexión Neymar-Marcelo complicaba a Medina, Sánchez y Barrios. Técnica y velocidad como puñales. Pékerman llamó varias veces a James. La indicación mantener la calma y la pelota.

Después del minuto 30, llegó el momento de la noche para David. Siempre Ospina. En Manaos le dijo no a Neymar con un par de atajadas. Pékerman mandó a Muriel a la banda derecha (la de la dupla homicida Neymar-Marcelo) y el cambio dio resultado para contener la salida del lateral y para que Sánchez levantara. Colombia siguió intentando hasta que en el minuto 35 una falta sobre James fue primero tiro libre y luego autogol. Un cobro del 10 que Sánchez fue a buscar y Marquinhos la mandó adentro. 1-1

Colombia salió al segundo tiempo con el mismo equipo, pero el cambio de Cuadrado por Macnelly ya estaba decidido. Juan Guillermo entró en el 51. Brasil apostaba por el desequilibrio en el uno contra uno. Los tambores y pandeiros de las escuelas de samba no dejaba de sonar en las tribunas y Neymar bailaba en la cancha. Cuadrado aportó cobertura, orden en el mediocampo y salida ofensiva. Sánchez seguía creciendo en el partido. Colombia saldaba los defectos en marca con lucha.

En el 70’ Bacca le dio paso a Roger Martínez. Tres minutos más tarde el compañerismo en marca resultó suicida en una llegada por el centro de Coutinho. Medina olvidó la banda y Neymar remató solo al palo izquierdo de Ospina. 2-1 y de nuevo a correr de atrás. Pékerman de nuevo movió el banco. Muriel por Roger Martinez para seguir peleando.

Colombia tuvo un mejor segundo tiempo, más ordenado y con Juan Guillermo Cuadrado que contuvo y dio por salida por la derecha. Coutinho renovó a Brasil y sacó ventaja del desgaste de Sánchez y Barrios. Con 13 puntos es cuarta en la clasificación y en un mes, visitará a Paraguay en Asunción.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente