Colombia enfrenta a Brasil con la desventaja de siempre: los árbitros

323

Desde el inolvidable encuentro en los cuartos de final de la Copa Mundo 2014, los partidos de Colombia ante la Brasil se convirtieron en algo especial y se juegan como una verdadera batalla de once contra doce, en la que casi siempre ha salida vencedor el penta campeón gracias a la ayuda de ese hombre de más, el juez.

Cómo olvidar la manito de Carlos Velasco Carballo en el Mundial de Brasil al local y caballito de la FIFA para el título orbital. El español dejó que los brasileños pegaran a su antojo, fue más riguroso con los de Pekerman y además fue el principal protagonista del #EraGoldeYepes. También vale recordar el rodillazo de Zúñiga a Neymar. Ese día ganó la Verdeamarela 2-1.

Un par de meses después se volvieron a ver las caras en un amistoso, que de amistoso no tuvo nada, en territorio estadounidense. Aquel duelo se jugó con el alma, pero Neymar con una joya de tiro libre logró una nueva victoria para los Pentacampeones.

En la Copa América de Chile 2015, los dos seleccionados se volvieron a encontrar en la fase de grupos. Como raro el partido fue una verdadera batalla, en la que los colombianos lograron sacar de casillas a Neymar. El chileno Enrique Osses fue el encargado de “impartir justicia”, la verdad se quedó corto. Como sucedió en los últimos juegos permitió que el Scratch pegara más de la cuenta. Ese día la Tricolor se sacó el palito y ganó 1-0 con gol de Murillo. Duelo también recordado por el tremendo empujón de Bacca a Neymar.

La última batalla entre Colombia y Brasil se dio en los Juegos Olímpicos, con los cariocas de nuevo de local. Qué ‘mano de pata’ la que dieron los brazucos, inadvertida por el árbitro, quien se dedicó a pitar solo las faltas a la princesa de Neymar, que parecía más en un concurso de clavados que en un partido de fútbol, pero a la hora de pegar ahí fue muy varón. Colombia perdió la cabeza y depaso el partido 2-0.

Este martes en Manaos se disputará otra batalla futbolística entre Brasil y Colombia en Manaos. Los dos equipos vienen con viento en la camiseta y querrán seguir sumando puntos de cara a la clasificación a Rusia 2018.

Desde Colombia esperamos que el juez argentino Patricio Loustau haga lo que tiene que hacer: impartir justicia, justicia igualitaria para ambos seleccionados. Sin embargo, el gaucho tiene antecedentes de ser localista y de beneficiar a los grandes, como lo hizo en la Eliminatoria pasada en el juego entre Perú y Uruguay, donde permitió en exceso el juego brusco de los charrúas, pero sí expulsó a un inca que no lo merecía.

¡Juego limpio por favor, señores!

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente