Colombia retoma el tren del Mundial: vence a Ecuador

230

El Atahualpa tiene la mística de esos estadios de antes, esos en los que las figuras brillan sin necesidad de potentes reflectores. Perfecto escenario para que James apareciera tras la tormenta y con un gol liderara a Colombia por el camino del festejo. Un partido redondo: puntos, juego y la oportunidad de que un crack como Juan Guillermo Cuadrado también pudiera levantar los brazos al cielo para agradecer su primer gol en esta Eliminatoria.

Colombia salió a buscar el partido. En los primeros minutos tuvo dificultades para encontrar profundidad, pero era el dueño de la pelota y de los rebotes. Ecuador con convicciones similares – y fiel a su librero- buscaba lastimar por las bandas y así ambos equipos llegaron a las escenas que definieron el primer tiempo. Sobre el minuto 15, el local cobró dos libres con peligro -uno desviado y otro que quedó en las manos de Ospina. ¡Siempre Ospina!

Ecuador avisaba y la Selección respondió con jerarquía. De contra, Sánchez rompió la línea de 4 con un pase largo para Borja, quien con el 9 en la espalda, metió el centro al área que James convirtió en el primer gol de Colombia. El reloj marcaba el minuto 20 cuando al Atahualpa llegó la alegría colombiana hecha coreografía.

El equipo de Pékerman mantuvo el ritmo. Seguro en defensa en insistente en ataque. Cardona, que siempre mostró compromiso en marca para apoyar a Díaz por izquierda, le metió una linda pelota a James a la espalda de la defensa y el 10 sin posibilidad de remate la cruzó para que Cuadrado la mandaran adentro. Juan celebró con sus compañeros y luego dese el córner ofreció el festejo al cielo.

Para el segundo tiempo Ecuador siguió desorientado. El técnico Quinteros mandó a la cancha a Cortés y a M. Caicedo en lugar de E. Valencia y Mena. Los cambios frescos, pero Luis Caicedo caliente y por una fuerte falta sobre Abel Aguilar se llevó la segunda amarilla en el minuto 60. Pitana ya lo había amonestado en el primer tiempo por una entrada similar a Cuadrado. Abel se recuperó del golpe, pero un par de minutos después fue sustituido por Torres.

Pékerman mandó a la cancha a Mateus Uribe para reforzar la marca con un volante más en primera línea. 4-3-2-1 en el remate de un partido en el que la tensión del equipo local se trasladó a la tribunas. Ya finalizando el encuentro se produjo el ingreso de Bacca.

Los delanteros siguen sin aparecer en las estadísticas, pero Borja aportó en movilidad y construcción de juego colectivo. La Selección Colombia se levanta ante las críticas con un partido que invita a creer porque dio una muestra de carácter ante un rival directo al que alejó en la tabla de clasificación con seguridad en defensa y un mediocampo solidario.