Una colombiana de 60 años, nacionalizada en 2004 durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, hizo un llamado a la población a quedarse en su zona de confort.

“Venezuela, te quiero, con el alma. Yo estoy rodilla en tierra con el legado de Chávez. Todos esos venezolanos que se fueron a buscar oportunidades en Colombia van a regresar como el perro arrepentido ,con la cola entre rabo”, mencionó.

Con respecto a su calidad de vida durante la gestión de Nicolás Maduro, “muy sobrada” aseguró que “vive sabroso” y no pasa trabajo, mucho menos hambre.

“Tengo 32 años de estar aquí. Gracias a esta revolución tengo casa, yo como colombiana vivo sabroso, quizás muchos venezolanos no tienen todos los servicios pero yo vivo bien, tengo la misión del Clap, de Pdval, me tratan bien”, sostuvo, al tiempo que manifestó que “a veces se pellizca para recordar que no está viviendo un sueño.