Colombiano se declara culpable en EEUU de liderar tráfico de drogas sinteticas desde prisión

176

Un colombiano identificado como Daniel Vivas Ceron, de 38 años, se declaró culpable ante una jueza de Dakota del Norte (Estados Unidos) de liderar una organización criminal desde una prisión de Quebec (Canadá) encargada de distribuir fentanilo y otras drogas similares en territorios estadounidense y canadiense.

«Un colombiano traficante de fentanilo, que iba a ir a juicio el 1 de octubre de 2019, se declaró culpable de cargos de narcotráfico y lavado de dinero como líder y organizador de una empresa criminal internacional mientras estaba encarcelado en Quebec, Canadá», indicó el viernes el Departamento de Justicia de EEUU en un comunicado.

La empresa criminal del colombiano involucró la distribución de fentanilo y otras sustancias similares de China a Canadá y Estados Unidos, donde algunas de esas drogas causaron 15 sobredosis, 11 de ellas con lesiones corporales graves, y cuatro fatales.
Vivas Cerón se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua.

«En la audiencia de culpabilidad, Vivas Cerón admitió que entre 2013 y 2017 fuentes de suministro chinas enviaron varios cientos de libras de sustancias análogas de fentanilo a los Estados Unidos y Canadá», precisó el Departamento de Justicia.

Asimismo, explicó que para dirigir su organización de tráfico e importar los opioides desde China, el colombiano «ocultó su identidad para facilitar la conspiración mediante el uso de alias y usó numerosas direcciones de correo electrónico» mientras estaba en una celda de una prisión de Canadá.

Vivas Cerón fue deportado desde esa prisión, pero al llegar al Aeropuerto Internacional de Tocumén, en Ciudad de Panamá, el 15 de julio de 2015, fue detenido por las autoridades y después extraditado a EEUU por los delitos de los cuales se declaró culpable en las últimas horas.

El caso hizo parte de una operación de las autoridades de EEUU contra el tráfico internacional de fentanilo y otras drogas letales y contó con ayuda de varias agencias internacionales que adelantaban las pesquisas desde enero de 2015.

La fecha en la que se le dictará sentencia al colombiano aún no se ha establecido, precisó el Departamento de Justicia de EEUU.