La diabetes es una condición con alta prevalencia en el mundo y en Colombia. Casi el 7% de los colombianos han sido diagnosticados con esta patología y casi 17,000 muertes están asociadas con diabetes anualmente . Del mismo modo, si bien el panorama muestra la importancia de la toma de decisiones, existen herramientas y tecnologías emergentes que facilitan los procedimientos, como el monitoreo flash de glucosa, el tiempo en el rango (TIR) y el telemonitoreo.

En el último taller de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo (ACE), los expertos discutieron temas importantes sobre el control de la diabetes en Colombia. Una de ellas, la Dra. Karen Feriz, endocrinóloga, concluyó que las tasas de mortalidad en personas con diabetes se asocian principalmente con eventos cardiovasculares. Sin embargo, la llegada de nuevas terapias y estrategias de seguimiento han logrado ofrecer reducciones significativas. Por otro lado, la mortalidad por diversas causas como sepsis, infecciones respiratorias, complicaciones por amputaciones, enfermedades hepáticas y renales han aumentado en la población con diabetes, todas ellas relacionadas con la falta de un control glucémico adecuado. Asimismo, se estima que 57.1% de las personas con diabetes en Colombia no controlan la condición y esto puede estar relacionado, entre otras cosas, con la falta de educación sobre el tema.

Otro experto de la ACE, el Dr. José Fernando Botero, internista endocrinólogo, mencionó que algunos de los desafíos para el cuidado de la diabetes son la falta de comunicación entre el médico y el paciente, el bajo acceso a nuevas herramientas de monitoreo, la necesidad de implementar análisis y la educación. Con estos elementos, se puede llevar a cabo una implementación adecuada de un modelo de atención médica que incluya la tecnología.

En cuanto a la innovación en el campo, existen herramientas como el monitoreo flash de glucosa, una tecnología que mide los niveles de glucosa sin pinchazos y permite obtener información completa y actualizada sobre el nivel de glucosa de una persona, ya que ofrece diferentes métricas que permiten evaluar el nivel de control que el paciente tiene. Dentro de estos, destaca el tiempo en rango, un estándar de control que muestra el porcentaje de tiempo diario que una persona pasa con sus niveles de glucosa en un rango óptimo y que, con el tiempo, proporciona más evidencia, apoyo y aprobación para su uso por parte de múltiples asociaciones científicas y entidades reguladoras.

Recientemente, se agregó el telemonitoreo a la ecuación, lo que ha permitido optimizar el proceso de control glucémico. Toda esta tecnología junta estableció un conjunto de herramientas que facilitan el autocontrol, la toma de decisiones, la autonomía y una manera fácil de conectar a médicos y usuarios para mantener un canal de comunicación basado en datos actualizados.

Los principales beneficios de adoptar tecnologías como la monitorización instantánea de glucosa es que pueden reducir la hemoglobina glucosilada (HbA1c), minimizar los eventos de hipoglucemia y aumentar el tiempo en el rango, como se muestra en un estudio de Real World Data basado en el uso de la herramienta tecnológica de detección de glucosa de Abbott con una reducción del 49% en los tiempos de hipoglucemia y un aumento del 40% en el tiempo en rango , lo que se traduce en comodidad y calidad de vida.

«FreeStyle Libre de Abbott tiene una trayectoria comprobada en cambiar vidas y en mejorar los resultados de salud para las personas con diabetes, y creemos que se debe a la gran cantidad de datos en tiempo real que proporciona el sistema. La tecnología ayuda a visualizar los datos y las tendencias de la glucosa y puede ayudar a las personas con diabetes a hacer los ajustes necesarios para garantizar estar óptimamente dentro del tiempo en rango. Estos datos también proporcionan información procesable que permite tener conversaciones más significativas con los profesionales de la salud para un conseguir un tratamiento óptimo”, afirmó Douglas Barbieri, Director Médico de Abbott Diabetes Care en América Latina.

“Aunque Colombia ha progresado en el acceso e implementación de tecnologías emergentes para el cuidado de la diabetes, todavía hay algunos pasos a seguir, como la actualización de las guías nacionales de práctica clínica, que deberían incluir nuevos estándares para su control, como el tiempo en el rango, y también la ruta para acceder a nuevas tecnologías como el monitoreo flash de glucosa, teniendo en cuenta la caracterización del paciente”, dijo el Dr. Henry Tovar, presidente de la ACE.

“La educación es un factor clave para el éxito en la implementación de estas tecnologías y tiene un impacto directo en la calidad de vida de los pacientes y la sostenibilidad del sistema de salud. Por esa razón, se necesita un mecanismo que integre tecnología y programas de educación del paciente que permitan el autocuidado y el uso de herramientas que también optimicen la vida cotidiana de las personas que viven con diabetes «, dijo el Dr. Oswaldo Rincón, internista endocrinólogo y experto de la ACE.

Como un llamado a la acción para los usuarios, la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo enfatiza el uso de herramientas educativas disponibles y la búsqueda autónoma de guías de práctica clínica para aprovechar las soluciones emergentes que están dando forma al futuro de la diabetes y la salud.