El tipo de onboarding que se elija variará de acuerdo con la naturaleza de cada empresa y puesto de trabajo. Incluso, dentro de una misma compañía, pueden existir diferentes programas adaptados a la necesidad de cada área o cargo.

La carencia de evaluación o retroalimentación de los participantes, es uno de los errores que más se cometen dentro de los procesos de contratación y onboarding.

Basado en lo anterior, surge una gran interrogante para las organizaciones que deciden integrar profesionales jóvenes a su nómina, y se enfoca en ¿cuáles estrategias pueden ayudar a que este sector de la población se sienta arraigado dentro de la empresa, desde el momento que se inicia su contratación, inducción y onboarding?

Noel González, Jefe de Desarrollo y Comunicación Interna de Adecco Colombia, asegura que “lo primero que se debe tener claro es cómo la cultura organizacional encaja con los valores y propósito de vida de los nuevos integrantes de la organización, ya que mientras más identificados se sientan, mayor será el nivel de compromiso, incluso desde la primera llamada en el proceso de reclutamiento”.

González recomienda que desde el mismo proceso de selección hasta el momento de la contratación y onboarding, se lleven a cabo 7 pasos para tener éxito con el nuevo personal que ingresa. Entre ellos se destacan:

  • Mantener una constante comunicación con la persona seleccionada.
  • Explicar muy bien los pasos del proceso y los requisitos que debe cumplir.
  • Informar sobre los tiempos de duración del proceso.
  • Dar detalles de la empresa, el cargo, el equipo humano al que se va a sumar y los pasos que debe seguir para completar todo el proceso de onboarding.
  • Ofrecer acceso al material donde se puedan resolver dudas, así como de las personas que puede contactar para ello.
  • Asignar un guía o tutor que los acompañe en todo el proceso.
  • Hacer evaluación y seguimiento de todo el proceso a fin de hacer ajustes y mejoras.

Es primordial tener en cuenta que el tipo de onboarding que se elija variará de acuerdo con la naturaleza de cada empresa y puesto de trabajo. Incluso, dentro de una misma compañía, pueden existir diferentes programas adaptados a la necesidad de cada área o cargo.

“Se pueden encontrar estrategias 100% interactivas, donde el nuevo integrante recibe la información en vivo de diferentes actores; programas mixtos, donde hay interacción cara a cara y revisión de material por cuenta propia. E incluso, un onboarding completamente asincrónico, donde la persona debe completar el proceso a través de la consulta del contenido de forma independiente en diversas plataformas o medios destinados para ello”, complementa González.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que se cometen durante la contratación y onboarding de profesionales jóvenes?

El experto afirma que dentro de los errores más comunes se encuentran:

Implementación de material de apoyo desactualizado para el onboarding.

Falta de adecuación con las herramientas audiovisuales que son tendencia en el consumo de contenido por parte de los jóvenes.

Carencia de evaluación del proceso o retroalimentación de los participantes con el fin de mejorarlo.

De esta forma, las organizaciones y sus áreas de Recursos Humanos deben ir en línea con las tendencias del mercado laboral actual, para así fortalecer el compromiso y la lealtad por parte de sus empleados, y de esta manera disminuir la rotación de personal y lograr que los trabajadores se adapten eficientemente a su puesto de trabajo y a sus funciones.

Cristina Torres