Cómo consiguió Finlandia que ya nadie duerma en las calles de sus ciudades

72

Londres, Berlín, París y otras de las grandes ciudades de los países más prósperos de Europa tienen en común que no han podido resolver el problema de los sin techo.

La imagen de indigentes durmiendo en la calle sigue presente en sociedades que, pese a sus robustos sistemas de bienestar social, no consiguen erradicar el fenómeno.

Pero hay una excepción. Finlandia ha sido identificada como la única nación de la Unión Europea que resolvió de manera sustancial el problema de los sin techo.

Problema internacional

Una organización de promoción de los derechos a la vivienda en la Unión Europea, Feantsa, encontró que todas las naciones de la UE, con excepción de Finlandia enfrentan una crisis de falta de vivienda disponible para estas personas especialmente vulnerables.

Una investigación parlamentaria en Reino Unido encontró, por ejemplo, que el número de habitantes de la calle en Inglaterra aumentó en un 30% entre 2014 y 2015.

Y Feantsa estima que en Dinamarca, el número de jóvenes sin techo ha aumentado en 75% desde 2009. En Atenas, la capital griega, la misma organización calcula que una de cada 70 personas duerme a la intemperie.

¿Cómo ha conseguido Finlandia afrontar el problema con más éxito?

La estrategia de ayuda que ofrece la nación nórdica a los sin techo es generosa pero ha funcionado.

Otros países les ofrecen a los sin techo soluciones temporales y condicionales de vivienda.

Finlandia, en cambio, les otorga, desde el comienzo, apartamentos estables, sin mayores condicionamientos, y con acompañamiento posterior de trabajadores sociales para ayudarles a enderezar sus vidas en temas como la adicción a sustancias y el desempleo.

“Empezamos por darles un apartamento con un contrato que les otorga los mismos derechos que tiene cualquier inquilino. Y después si necesitan más apoyo, se les ofrece”, le dice a la BBC Juha Kaakinen, gerente de la Fundación Y, que ofrece 16.300 viviendas a personas sin techo en Finlandia.

Costo efectivo

La fundación asegura que este enfoque de darles vivienda permanente es más efectivo que el de los albergues temporales que se emplean en muchos otros países, una vez se computan todos los costos sociales que este programa ayuda a evitar.

“Muchos de los sin techo no necesitan ayuda adicional. Pero es importante que si la requieren, la puedan obtener”, agrega.

Kaakinen le dice a la BBC que en Finlandia, al igual que en todos lados, hay muchas razones que llevan a que una persona termine viviendo en la calle.

“Una de ellas es la falta de vivienda a precios asequibles, otras son razones económicas, divorcios y muchos otros factores, cosas que pasan en la vida humana”, asegura.

El ejecutivo dice que la intervención para ayudarlos tiene que ocurrir temprano.

“Es cierto que si permaneces en esa condición por mucho tiempo, es muy posible que aparezcan problemas nuevos. Por eso es importante atacar el problema lo más pronto posible”.

Sin gente en la calle

Y entonces, ¿se da por satisfecha Finlandia por los resultados conseguidos? ¿Quedó resuelto definitivamente el problema?

“Ciertamente seguimos con nuestros esfuerzos”, exclama Kaakinen.

Un estimativo calcula que en Finlandia quedaban en 2015 unas 7.000 personas en situación de vulnerabilidad por cuenta de la falta de un hogar permanente.

“Mientras haya una sola persona sin hogar en el país, es demasiado. Finlandia ya no tiene gente durmiendo en las calles, pero tenemos personas sin hogar que viven temporalmente con familiares y amigos. Seguiremos buscando acabar con el fenómeno por completo”, concluye Kaakinen.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente