La atención fragmentada, la sostenibilidad del Sistema y la obtención de resultados en salud, son preocupaciones permanentes del sector y de cada una de las organizaciones que lo conforman. El último balance financiero del sector salud en Colombia, reveló que las aseguradoras (EPS) de todos los regímenes, presentaron pérdidas aproximadas de 1,1 billones de pesos, y las entidades prestadoras (IPS), con un saldo más favorable, presentaron pérdidas por 360 mil millones de pesos. Aunque estas dificultades financieras no son nuevas, el panorama visibiliza la importancia de continuar trabajando, entre todos los actores del Sistema de salud, por la obtención de mejores resultados en salud para los pacientes en Colombia, los cuales pueden ser apoyados por modelos y procesos de contratación en salud.

Ante este escenario, en días pasados se reunieron en Cartagena 47 actores del sector salud de la ciudad y la región, entre ellos representantes de la Secretaría de Salud de Bolívar; EPS como Famisanar, Salud Total, Mutual SER y Asmet Salud; clínicas y hospitales como Clínica de la Costa, Centro Regional de Oncología, Sociedad de Oncología y Hematología del Cesar, ESE Hospital Local Cartagena de Indias y La Casa del Niño; y academia como la Corporación Universitaria Rafael Núñez (entre otros), para conversar sobre las claves para una mejor contratación desde la gestión del riesgo en salud.

Según Víctor Fernando Betancourt, Md, Doctor en gestión y especialista en gerencia de Servicios de Salud, “el Sistema de salud está diseñado para que existan aseguradores y prestadores, y usualmente la relación entre estos dos actores es contractualmente difícil, no sólo porque las EPS solo pueden contratar con las IPS un porcentaje de sus necesidades, lo cual implica temas de negociación y relaciones de precio, sino porque dentro de la relación hay vidas humanas de por medio, personas enfermas a quienes debemos garantizar la satisfacción de sus necesidades y expectativas”.

Dentro de este workshop regional, organizado por segundo año consecutivo por Astellas Farma Colombia, los participantes identificaron conclusiones principales con las cuáles avanzar para dar nuevos y mejores pasos en temas de contratación en Cartagena y Bolívar, como:

  • Es importante consolidar el conocimiento alrededor del tema, ya que se hace evidente la necesidad de contar con formas mixtas de contratación en el Sistema, todo esto pensando en impactar cada día de forma más positiva al paciente.
  • La contratación es una herramienta a través de la cual se expresa la estrategia de una organización. Se requiere un mayor entendimiento de parte de todos los actores del sistema de salud, en cuanto a los tipos de contratación y de los riesgos que cada uno de ellos trae consigo.
  • Este tipo de workshops se convierten en un lugar privilegiado para poner a conversar a todos los actores involucrados del sector y, permiten construir en conjunto pensando en fortalecer las relaciones actuales y los pacientes colombianos.

Integración vertical: una opción para la contratación en salud en Cartagena y Bolívar.

Según Betancourt, actualmente no existe un solo prototipo de contratación. Lo que existe hoy en Colombia, es un Sistema de salud con un “mix” de modelos de contratación en los que se puede contratar por actividad, por servicio prestado o por presupuesto, según el caso. El modelo ideal en contratación es aquel que soluciona un problema específico: no hay mejores, ni peores, y no existirá una manera única de contratar. Tiene que ser una mezcla de varios modelos dependiendo de la situación y la necesidad que se deba satisfacer.

Para el experto, lo mejor que se podría hacer en un país como Colombia es recapitular sobre la integración vertical, es decir, las EPS que son dueñas de sus propias IPS. “Cuando el contrato funciona, lo ideal es que el prestador vendiera servicios a su asegurador a mejores precios que en el libre mercado, lo que podría perfilarse como una alternativa interesante para el país, y siempre enfocada en garantizar bienestar para el usuario”, puntualizó Betancourt. Aunque existen casos anteriores por los que se ha satanizado este modelo en el país, en términos prácticos, los mejores servicios de salud del mundo contemplan integraciones verticales.

Un buen modelo de este tipo podría bajar el costo en salud, tener mayor pertenencia de la hospitalización, tener unos mejores precios y resultados, y generar eficiencias, que resultarían interesantes para el Sistema actual.

Por otro lado, los organizadores del encuentro afirman que un Sistema de salud fuerte y sostenible es fundamental para garantizar el acceso de los pacientes a terapias innovadoras, y eso solo se logra con el esfuerzo coordinado y el compromiso de todos los actores del sector. “En nuestra segunda versión de los workshops, los cuales realizamos anualmente, continuamos acompañando a los stakeholders para que se afiancen transversalmente y gestionen la salud de la población con un enfoque en riesgos, logrando mejores formas de relacionamiento, efectividad en el uso de recurso y resultados positivos para los pacientes”, afirmó Sandra Cifuentes, Gerente General de Astellas Farma Colombia.

Estos workshops regionales se realizaron en cuatro ciudades principales: Bogotá, Medellín, Cali y Cartagena, con el objetivo de generar conversaciones de valor entre todos los actores del Sistema y conocer la realidad de cada región, con el fin de asegurar estándares de atención que permitan que los tratamientos correctos lleguen a los pacientes que lo necesitan en el momento adecuado.