¿Cómo decorar con un solo color?

306

No le tengas miedo a tener el mismo color en un espacio. Hoy te contamos cómo lograr que sea el mejor lugar de tu casa.

Bogotá, septiembre de 2016.

“La decoración monocromática se basa en el uso de un único color y sus diferentes gamas o tonalidades para la creación de espacios armoniosos y llenos de estilo” asegura Érika Taubert, experta en decoración y mejoramiento del hogar de Homecenter. En la actualidad, ésta resulta ser una de las alternativas de moda para lograr ambientes agradables en donde los objetos adquieran mayor protagonismo.

Esto es lo que debes hacer y tener en cuenta a la hora de optar por una decoración monocromática en cualquier rincón de tu casa:
Escoge ese único color que va a predominar en la decoración. Elige un tono vivo si quieres aportar dinamismo a tu espacio, uno pastel si quieres mantener un ambiente romántico, blanco si quieres absorber la luz, o incluso puedes arriesgarte con los grises, si buscas elegancia y sofisticación.
Debes estar seguro del color elegido, ya que todos los muebles y elementos de tu casa irán acorde a él. Recuerda que vas a vivir con este único color día tras día.
El blanco es un buen color para comenzar, ya que es luminoso y va bien en cualquier ambiente. Para un espacio más elegante, considera el gris o el negro. Si quieres un tono más cálido, el beige, crema o marrón son buenas opciones.
Una vez escogido el color, continúa incorporando accesorios, como muebles, cojines, tapetes, cortinas, lámparas, jarrones, relojes, entre otros, en diferentes tonalidades más suaves o más oscuras en relación con el color principal.
Tres claves de la decoración con un solo color:
Juega con el color en todas sus variedades. Un ejemplo es pintar las paredes con un azul claro y utilizar uno eléctrico en elementos como los cojines, el tapete, las cortinas o los manteles.
Usa diferentes texturas y brillos en los elementos decorativos para darle más impacto a tu decoración.
Mientras más tonos agregues, más profundidad y carácter tendrá tu espacio.
Ventajas de la decoración monocromática:
Los espacios decorados con un solo color tienden a ser modernos y simples.
Cuando los colores están perfectamente combinados, se conserva el equilibrio y se incrementa la sensación de amplitud en el espacio.
Lo monocromático suele proyectar sobriedad y elegancia.
Monocromía para cada espacio del hogar:

En las habitaciones: colores azules y verdes en tonos claros, para evocar sensaciones de confort y descanso.
En la sala y el comedor: tonalidades vivas de azules, verdes, vinotintos, rojos y tierras para generar dinamismo.
En baños y cocina: el blanco, que siempre será una excelente opción para estos espacios puesto que denota orden y pulcritud. Explora y juega con los elementos decorativos en tonos tierra, grises y negro, para generar contraste y personalizar la decoración.