Cómo es el sorprendente auto “anti tráfico”

131

El sueño del fastidioso, el deseo del angustiado, la cura del impaciente, el ángel de los atascos. O simplemente el vehículo que pasa por encima del tráfico. Hum Rider es la solución al embotellamiento, un remedio contra la coyuntura urbana. No vuela. No es uno de los autos voladores que ya comercializa PAL-V ni un prototipo del taxi-dron que flamea por los aires de Dubái. Sí rememora la idea conceptual del Transit Elevated Bus (TEB), el colectivo chino creado para sobrevolar los autos caído en desgracia.

Es un Jeep Grand Cherokee modificado para sortear los obstáculos del tráfico. Mediante un sistema de 92 líneas hidráulicas es capaz de elevarse hasta tres metros por encima del suelo mientras sus ruedas también ganan en anchura: con solo pulsar un botón pasa por encima de los autos afectados por la densidad del tránsito. Este innovador mecanismo emplea un motor Honda como generador de la energía para operar el dispositivo, que eleva el peso total del vehículo a 3.855 kilogramos, 1.400 más que el Jeep convencional.

Los neumáticos también han sido personalizados en procura de su concepción. Incorporó ruedas de un camión de carga en reemplazo de las de serie de la emblemática SUV. Para su seguridad, el Hum Rider dispone de cuatro cámaras que monitorean todo el radio del vehículo: transmite en tiempo real información prioritaria para habilitar el sobrepaso y alertar cualquier eventualidad que suceda debajo del vehículo durante la transición de automóviles.

Hum Rider es una propuesta innovadora, un reclamo tácito de los habitantes de las grandes ciudades. Pero nunca llegará a producirse en serie. El modelo, una especie de one-off, es real y funciona. Es, sin embargo, una creación del marketing: responde a una campaña publicitaria de Verizon, desarrollada por Thinkmodo, especializada en la creación de “videos virales”.

La compañía de efectos mecánicos A2Zfx se dedicó a darle vida a este singular vehículo. Se encargó de crear el sistema hidráulico y acondicionar el Jeep para que pudiera “tragarse” a los autos detenidos por el tráfico. Los responsables de esta innovación en movilidad que fue apenas una campaña publicitaria detallaron que someterlo a una fabricación masiva es inviable por sus elevados costos. El sueño del fastidioso, apenas un sueño.