En un detallado reportaje producido por Deutsche Welle para el programa Enlaces, se expone la severa censura digital efectuada por el régimen de Xi Jinping, el cual ha levantado una “gran muralla virtual” para separar a sus ciudadanos del resto del mundo.

829 millones de chinos usan Internet, pero su mundo digital está separado del resto por un firewall. Son muy activos en cuestiones culturales y económicas, pero en temas políticos sufren un control férreo. ¿Cómo funciona la muralla digital china? ¿Qué consecuencias tiene para la población?