Los autos eléctricos se cargan con electricidad y se mueven gracias a ella. ¿Pero cómo funcionan exactamente? Le explicaremos como se impulsan estos vehículo y qué ventajas y desventajas presenta un motor eléctrico frente a los de combustión.

Son propulsados con electricidad almacenada en varias baterías, suelen ser baterías de iones de litio, un metal que puede guardar mucha energía, sin embargo, estas baterías son muy caras, por eso los autos eléctricos cuestan más que los convencionales.

La electricidad fluye hacia el motor eléctrico, el propulsor del vehículo, en el motor hay dos tipos de imanes: imanes estáticos y uno giratorio que es atraído constantemente por los estáticos. La rotación generada pone las ruedas del auto en movimiento.

Además se aprovecha tanto la energía producida al frenar como el calor generado, en un automóvil eléctrico, el 95 por ciento de la energía disponible se convierte en movimiento, en uno de combustión, solo el 30 por ciento.

El motor eléctrico consta de menos piezas que uno de gasolina o diesel, por lo que requiere menos mantenimiento, sin embargo, quien conduce un auto eléctrico no llega muy lejos.

Según los fabricantes, las baterías alcanzan para unos 200 kilómetros., pero en realidad, apenas son unos 100, además hay muy pocas estaciones de recarga, en comparación con las omnipresentes gasolineras.

Un auto eléctrico puede recargarse en tomas de corriente caseras, aunque cuesta varias horas, en cambio, en los puntos de recarga rápida las baterías recuperan el 80 por ciento de su capacidad en solo media hora, al menos en teoría.

Según los investigadores, en el futuro podremos recargar estos coches sin cables por medio de inducción, bastará con aparcar en un punto especial y poco después podremos iniciar un nuevo viaje.

Te puede interesar:

Lucid Air nos muestra cómo un coche eléctrico puede correr a más de 378 km/h

Los bancos que ofrecen financiamiento para vehículos híbridos y eléctricos en Colombia

Bancolombia, Scotiabank Colpatria, Banco de Occidente, Davivienda y Finandina ofrecen créditos y leasing para costear hasta 100% del valor de estos carros

Como uno de los países participantes en el COP21, a Colombia le interesa que la demanda de vehículos eléctricos se intensifique en el país. Además, la Misión de Crecimiento Verde planteó la meta que, a 2030, 600.000 vehículos en el país sean eléctricos.

Con el fin de elevar la cantidad de estos autos en las calles, que actualmente son 2.396, algunos bancos han desarrollado productos específicos para financiarlos, pues pueden costar entre tres y cinco veces lo que vale uno convencional.

Oliverio García, presidente de Andemos, resaltó que con la creación de estos productos financieros ha aumentado el acceso a este tipo de vehículos, que entre 2017 y 2018 crecieron en 375,5%.

“El segmento ha venido aumentando de manera exponencial y este tipo de productos van a ayudar a que el mismo mercado se desarrolle”, dijo.

Si bien la participación de los eléctricos e híbridos en el mercado es cada vez mayor, Leopoldo Romero, presidente de ChevyPlan, y Orlando Forero, presidente de Finandina, consideran que aún faltan establecer políticas públicas relacionadas con la infraestructura que estos vehículos necesitan, así como todo lo relacionado con la disposición final de las baterías una vez cumplen su ciclo. Por otro lado, los precios de estos carros siguen siendo altos, por lo que se han solicitado incentivos tributarios para quienes los comercializan y para los que compran.