Esta información podrá parecer, quizás, bastante obvia. Pero mucha gente encuentra complicaciones al momento de planear sus vacaciones por adelantado. ¿Adónde conviene irnos según nuestro presupuesto? ¿Qué lugares son más baratos según la época en la que viajemos? Si quiere encontrar las respuestas a todas estas preguntas, para poder tener más opciones disponibles al momento de salir de viaje, en esta nota se lo comentaremos y le sugeriremos alternativas para que no tenga que conformarse con viajar siempre a los mismos lugares.

Presupuesto

Algo que debería tener en cuenta en el momento de organizar cualquiera de sus viajes es su presupuesto y el tiempo que tiene disponible. Si quiere tener el control durante todo momento y no endeudarse ni tener problemas a largo plazo, le conviene saber de antemano cuánto podrá gastar como máximo. Para armar su presupuesto se recomienda que tenga dos valores límite, uno ideal (que es el que debería considerar como el principal en todo momento) y uno en caso de emergencia por si, debido a cualquier motivo o inconveniencia, se pasa y necesita una reserva de dinero.

Muchos otros turistas prefieren vivir la experiencia de salir como “mochileros”, es decir, viajar gracias a los autos que se ofrezcan a llevarlos y con poco dinero, trabajando en cada destino para comer, dormir o poder comprar lo necesario. En caso de que usted desee probar esta nueva experiencia, debe saber que no es para cualquiera. Seguramente tendrá que privarse de algunas comodidades cuando no encuentre forma de pagarlas o conseguirlas, deberá saber que no tiene disponible todo lo que quiere hacer y deberá adaptarse de acuerdo con la situación. Pero todo esto es parte de la experiencia y, según muchos, es lo que lo hace más divertido. Se recomienda por lo general viajar acompañado por alguien más (tampoco es muy práctico un grupo demasiado grande porque costará que los lleven) y visitar lugares que sean muy concurridos. Para los turistas de la parte central de América Latina es muy común ir a lugares como Machu Picchu, que es visitado por miles de personas cada año, o las costas del Caribe.

Pasajes

Otra consideración que debería tener aparte de su propio presupuesto es el costo de los pasajes según la temporada. Debe fijarse cuáles son las compañías más baratas y con mayor disponibilidad de vuelos. En Centroamérica uno de los operadores aéreos más importantes es esta aerolínea, debería tenerla en cuenta al momento de las cotizaciones ya que tienen ofertas muy tentadoras.

Las épocas de temporada baja son principalmente durante los márgenes entre el comienzo del ciclo lectivo y el fin del receso escolar. Es decir, durante los meses de marzo, junio, agosto y noviembre. Si puede disponer de estos momentos, aprovéchelos ya que es cuando se ofrecen los mejores precios.

Hotelería

Los hoteles también varían su precio según la temporada. Si quiere viajar, por ejemplo, a una playa del Caribe, aproveche durante los meses de invierno. Al encontrarse sobre el Ecuador, en esta región del planeta hace calor todo el año y la temperatura no desciende de los 25° C. Los hoteles all inclusive, durante el invierno, le dan licencia a gran parte de su personal para ahorrar gastos y esto hace que baje notablemente el costo de las habitaciones. El único inconveniente es que quizá no se ofrecen tantas comodidades o actividades de entretenimiento como se hace durante la temporada alta.

Atracciones, entretenimiento

Similar a lo que mencionábamos más arriba, durante las épocas de temporada baja es mucho más barato comer, la entrada de los museos, la entrada de los parques temáticos o de atracciones y muchas otras cosas más. Pero una desventaja es que no funcionan al mismo ritmo que durante la temporada alta y esto hace que no estén disponibles muchos servicios. Sin embargo otra ventaja es que, al haber menos gente, puede hacer todo con más tiempo y con más tranquilidad.

Si tiene en cuenta toda la información brindada anteriormente, seguramente podrá organizar sus vacaciones de la forma que más le convenga. Tenga en cuenta además el clima de cada región para no encontrarse en un lugar demasiado frío durante invierno ni en un lugar demasiado caluroso durante verano.