El Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) menciona que la forma en que trabajamos está siendo transformada por la tecnología y la globalización, esto se ve plasmado en una mezcla en constante cambio de actividades realizadas por humanos y máquinas. Esta transformación es una gran oportunidad y al mismo tiempo un gran riesgo, ya que puede convertirse en una mejor calidad de vida para las personas, o de ser gestionada de forma inadecuada, puede aumentar la desigualdad y la falta de competencias para las próximas décadas.

Con el objetivo de identificar una estrategia global que permita preparar a la fuerza laboral para los desafíos venideros, el WEF ha identificado 7 aspectos fundamentales (key issues) que los gobiernos, organizaciones, el mercado y los trabajadores deben considerar en la planeación de una nueva visión del mercado laboral. Estos aspectos cubren muchas preocupaciones a nivel mundial, desde la diferencia salarial de género hasta la brecha entre la demanda y la oferta de habilidades. Precisamente, uno de esos aspectos fundamentales identificados por esta organización es el de “Nuevos modelos de trabajo” , al cual dedicaremos las próximas líneas.

El trabajo remoto como una norma

En una encuesta realizada a nivel mundial por el WEF, las compañías encuestadas manifestaron su intención de contratar trabajadores de una manera más flexible, utilizando personal remoto descentralizando sus operaciones. Esto afianza una tendencia muy importante en los últimos años, el trabajo remoto o teletrabajo se convertirá en una norma, no solo porque promueve una mejor calidad de vida de los trabajadores sino porque plantea múltiples beneficios para las organizaciones. Hablemos de algunos de esos beneficios:

Ayuda a mejorar la movilidad en las ciudades: según INRIX, Sao Paulo (Brasil) y Bogotá (Colombia) hacen parte del listado de las 10 ciudades más congestionadas del mundo.

Durante el año 2017, los paulistanos pasaron un promedio de 86 horas en atascos de tráfico durante las horas de mayor congestión, mientras que los bogotanos pasaron un promedio de 75 horas en el tráfico durante las horas pico. El teletrabajo es fundamental para la mejora de la movilidad en las ciudades y en la reducción de costos directos e indirectos para los trabajadores, relacionados con el valor del tiempo y recursos perdidos.

Fomenta la inclusión social: el teletrabajo permite la inclusión en el mercado laboral de la población más vulnerable. Inclusive, Lorraine Charles publicó un interesante artículodonde plantea la idea de fomentar la inclusión en el mercado laboral, de miles de refugiados al permitirles trabajar de forma remota para compañías alrededor del mundo.

Reducción de costos: Desde la perspectiva de los empleadores, hay múltiples ahorros en la adopción de un modelo de teletrabajo, en especial con la reducción del dinero gastado en el mantenimiento de las oficinas. Por otro lado, desde el punto de vista del empleado, Maddi Salmon calcula que el dinero ahorrado por un trabajador remoto alcanzaría los USD $2,127 al año. Este número considera los posibles ahorros en comida, café y transporte.

Mejora la calidad de vida de los trabajadores: El teletrabajo permite que las personas puedan vivir en las ciudades que elijan, no en aquellas que se vean obligadas a vivir por sus trabajos. De igual forma, las diferentes modalidades de trabajo flexible, permiten que los empleados pasen más tiempo con sus seres queridos y por ende fortalezcan sus lazos familiares.

La tecnología como un habilitador del trabajo remoto

El portal Teletrabajo.gov.co del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, define tres diferentes modalidades de teletrabajo: autónomo, suplementario y móvil. Estas se diferencian principalmente por la frecuencia en la cual el trabajador se ausenta de la oficina, pero todas estas modalidades comparten un factor común: la tecnología como habilitador para el desarrollo de las tareas del trabajador.

Por otro lado, se menciona que uno de los mayores desafíos para las organizaciones en la adopción del teletrabajo, es identificar y seleccionar la tecnología adecuada y presenta un conjunto de componentes tecnológicos que se deben tener en cuenta al hacer esta selección, entre ellos: conectividad, infraestructura informática, dispositivos del usuario, aplicaciones y seguridad. Estos diferentes componentes tecnológicos, están enfocados en garantizar la productividad de los usuarios, la disponibilidad de los recursos y la protección de la información de la organización.

VMware como aliado fundamental para la transformación del trabajo

Las organizaciones se tienen que adaptar a que el lugar de trabajo ya no es un espacio físico, es un entorno digital. Siguiendo esta premisa, uno de los objetivos de VMware es suministrar un espacio de trabajo digital que ofrezca acceso seguro en cualquier momento y lugar a todas las aplicaciones y servicios que los usuarios necesitan para ser productivos en todos sus dispositivos, una solución que denominamos Workspace ONE.

VMware Workspace ONE se encarga de entregar la simplicidad de acceso que los trabajadores buscan, mientras que brinda todas las herramientas necesarias para que la organización proteja su información. De esta forma, las organizaciones no se tienen que preocupar por la compleja selección de tecnologías que apoyen la adopción del teletrabajo, sino que les permite enfocarse en entregar a sus empleados lo que necesitan, donde y cuando lo necesitan. Desde recursos tradicionales como aplicaciones basadas en Windows, hasta aplicaciones móviles y SaaS. Desde la gestión de dispositivos corporativos, hasta el acceso seguro desde dispositivos de propiedad del empleado. Desde la gestión de la identidad de los usuarios, hasta las políticas de seguridad para proteger la información corporativa.

Nuestro enfoque permite a las organizaciones agregar valor al negocio y mejorar la calidad de vida de sus empleados, al simplificar la decisión y elegir una plataforma empresarial segura y sencilla que pueda ser accedida desde cualquier lugar por los usuarios, y en la cual las organizaciones puedan entregar cualquier aplicación en cualquier dispositivo.