Comunicado sobre la muerte de los periodistas de Ecuador

495
periodistas asesinados ecuador

La Asociación de Periodistas Independientes de Colombia (APIC) difunde el siguiente comunicado sobre el asesinado de los periodistas de Ecuador:

COMUNICADO

La Asociación de Periodistas Independientes de Colombia por conducto de los miembros de su Junta Directiva,   expresa su más enérgico rechazo al criminal acto de terrorismo llevado a cabo contra las figuras del Periodista:  JAVIER ORTEGA, el fotógrafo PAÚL RIVAS y el conductor EFRAÍN SEGARRA, asesinados por el frente Oliver Sinisterra, una disidencia de las FARC. Los periodistas laboraban en el diario El Comercio de Ecuador y habían sido secuestrados el pasado 26 de marzo en la provincia de Esmeraldas, en Ecuador.

Los criminales aupados arteramente por los poderes más reaccionarios y antidemocráticos, los mismos que han escrito la larga historia intervencionista, anexionista, genuflexa –que definitivamente esta América nuestra está dejando atrás- quienes una vez más se han ensañado contra estos tres periodistas Ecuatorianos que sus únicos delitos fue trabajar en la investigación y consecución de la noticia sobre el orden público sin admitir presiones ni sobornos, con una ética profesional, cuya muerte, ha causado un grave y conmovedor daño a sus familias, a la sociedad Ecuatoriana y al periodismo continental..

JAVIER ORTEGA, asumió su trabajo en el periódico EL COMERCIO, el compromiso de difundir la VERDAD de lo que ocurre en nuestras naciones y dio ejemplos fehacientes de su lealtad a los principios de la verdad por la ética periodística. Desde Colombia, la Asociación de Periodistas Independientes de Colombia APIC clama por la aplicación de justicia  sobre los autores materiales y determinadores del crimen que no solo enluta al periodismo del ECUADOR, sino a toda la prensa libre y soberana que lucha contra las mentiras del capitalismo neoliberal y sus agentes en Latinoamérica que empobrecen a los pueblos, que pregonan las bondades de la democracia, afirmando que es la más antigua y sólida del continente. Y nuestros presidentes tanto de Ecuador como Colombia complementan esa gran mentira hablando de tolerancia y respeto de su gobierno, por los periodistas que opinen distinto a ellos, hablando de PAZ.

Pero la tal democracia está reducida al ejercicio electoral dentro de un sistema corrupto y mafioso que compra y cambia votos, que presiona, amenaza y asesina a los opositores; que tiene a muchos congresistas presos por asociación para delinquir en Colombia, y a un expresidente y muchos investigados por sus vínculos con el narcotráfico y paramilitarismo en el Ecuador, pertenecientes la gran mayoría a los partidos de gobiernos y todavía hay personas que continúan manifestando públicamente que estos han sido los mejores gobiernos tanto de Ecuador como Colombia.

Como periodistas siempre hemos dichos que la bendita democracia existe para los dueños del poder, que cuentan con los mecanismos para mantener el timón y salvaguardar sus intereses, mientras para el pueblo existe restricción de los medios para ejercer la participación y control sobre las grandes decisiones que toman los poderes públicos y afectan a nuestros países. Por eso a los periodistas que de una u otra forma nos convertimos en críticos de estos gobiernos la PRENSA es reprimida, eliminada físicamente por los esbirros del Estado terrorista, penalizada y estigmatizada para ilegitimarla ante la opinión pública.

En medio de manifestaciones de repudio por estos hechos y ante las críticas que ha recibido el comportamiento de su gobierno frente al secuestro y posterior asesinato de estos tres periodistas ecuatorianos, es un acto cometido  y ejecutado por sicarios de GUACHO, como lo dejan ver las circunstancias que rodean a este episodio que nos alienta a aumentar la solidaridad internacional y a acompañar a sus familiares en este momento de dolor; Se equivocan las hienas asesinas, si creyeron que iban a amedrentar la LIBERTAD DE PRENSA en un pueblo comprometido con la construcción de una patria definitivamente justa. Se equivocan si creyeron que iban a callar la voz de la PRENSA. Se equivocan los matones, terroristas de pacotilla, si pretendieron socavar la moral Periodística del pueblo Ecuatoriano.

JAVIER ORTEGA, pertenece desde el mismo instante de su asesinato al martirologio latinoamericano y su nombre rutila junto a los muchos Periodistas que han dado su sangre generosa por la redención continental. En el pueblo quedan cientos, miles, millones de Javier Ortega, Paúl Rivas y  Efraín Segarra,  prestos a mantener en alto las banderas por las que entregaron sus vidas estos jóvenes y honestos PERIODISTAS.

ASOCIACIÓN DE PERIODISTAS
INDEPENDIENTES DE COLOMBIA

FIRMA PERIODISTAS

Por: William Hundelhausen Carretero
Presidente Nacional APIC

WILLIAM-Hundelshauseen-Carretero


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente