Con la Audi Q8 Concept, la firma de los cuatro aros anticipa un nuevo SUV deportivo para el segmento de los ‘crossover coupé’

420

La casa de Ingolstadt quiere fortalecer su línea de SUVs y con la llegada de la Q2 al segmento compacto. Ahora quiere anticiparnos como sería su próxima incursión en el nicho de los modelos de mayor tamaño con la Q8 Concept, un modelo que posiblemente sea rival de las BMW X6 y Mercedes-Benz GLE Coupé.

Su carrocería exhibe los rasgos típicos de los modelos Audi. Mide 5,02 metros de longitud, 2,04 metros de ancho y 1,70 metros de alto, cotas que resultan ser muy similares a las de una Audi Q7, pero con la salvedad que en este caso la inclinación de la parte posterior es más pronunciada, a fin de generar la silueta ‘tipo coupé que caracteriza a estos SUV deportivos. Vale la pena mencionar que el sistema de iluminación emplea faros con tecnología láser y que su baúl tiene una capacidad de 630 litros.

Su cabina está configurada para cuatro ocupantes y se accede a ella por medio de unas puertas de apertura automática, tras hacer contacto con unos sensores instalados en los pilares de la Q8 Concept. Al igual que en otros modelos de Audi, el tablero no tiene muchos botones y la mayor parte de las funciones se gestiona desde dos pantallas: una de 12,3 pulgadas para el cuadro de instrumentos (Audi Virtual Cockpit) y otra de similar tamaño, pero colocada en la consola central.

En lo que respecta a su conjunto motriz, Audi indica que este concepto monta un esquema híbrido compuesto por un motor turbocargado V6 de 3,0 litros y 333 HP, junto con uno eléctrico de 136 HP que es alimentado por una batería de iones de litio con una capacidad de 17,9 kWh. En total, el esquema genera una potencia conjunta de 449 HP y va acoplado a una caja automática Tiptronic de ocho relaciones, que envía toda la potencia a las cuatro ruedas por medio del sistema de tracción permanente quattro.

Como sucede en este tipo de autos, Audi menciona que hay tres programas de manejo para el esquema mecánico (EV, Hybrid y Battery Hold). En el programa EV, la Q8 Concept circula únicamente con energía eléctrica (cuya autonomía es de 60 kilómetros), mientras que en el programa Hybrid utiliza los dos motores para obtener el mejor desempeño. Por su parte, el programa Battery Hold permite gestionar la energía para mantener el nivel de carga de la batería para ser utilizada posteriormente.

Audi indica que la Q8 Concept está equipada con una suspensión neumática que permite ajustar la altura de la carrocería respecto al suelo en dos niveles diferentes, entre los que hay una diferencia de 90 milímetros. El tren motriz cuenta con llantas en medida 305/35 y están montadas sobre rines de 23 pulgadas, tras los cuales hay unos frenos de disco carbocerámicos.

El fabricante indica que este concepto es capaz de llegar a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, mientras que su batería se puede recargar por completo en dos horas y media, enchufada a una toma de 7,2 kW, gracias a lo cual su esquema híbrido puede tener una autonomía combinada superior a los 1.000 kilómetros.