Ni la lluvia ni el frío fueron impedimentos para que niños, jóvenes y adultos pertenecientes al Colegio Bilingüe Richmond, llevaran a cabo en días pasados una importante siembra de más de 126 arbustos y plantas, en el Páramo de las Cuchillas Sector Rabanal Río Bogotá, como parte de un proyecto que, en alianza con la Fundación Al Verde Vivo, pretende restaurar los suelos de este valioso ecosistema y mitigar la huella de carbono del Colegio del año 2018.

De acuerdo con Adalberto Loaiza, Rector del colegio y quien fue uno de los impulsores de esta iniciativa, sembrar árboles es una actividad gratificante, pues a pesar de los graves problemas medio ambientales que atraviesa el país, crea conciencia en los niños y jóvenes sobre la importancia de la naturaleza y ecosistemas que nutren de agua múltiples pueblos y ciudades en Colombia.

“En alianza con la Fundación al Verde Vivo, iniciamos esta primera etapa sembrando alrededor de 126 arbustos y plantas en el Páramo de las Cuchillas Sector Rabanal Río Bogotá, ubicado en el municipio de Villa pinzón, al norte de la capital, el cual es considerado como uno de los más páramos más importantes de la región, pues allí nace el Rio Bogotá”, afirma el rector de la institución educativa.

Este proyecto nació como una iniciativa propia del Colegio Bilingüe Richmond y busca a largo plazo, además de mitigar el impacto ambiental, educar a niños y jóvenes en conciencia ambiental. Los árboles sembrados, entre los cuales se destacan diferentes especies como siete cueros, raque, puyas, reventaderas, lupinos, uña de gato, entre otros, buscan restaurar los suelos del Páramo de las Cuchillas Sector Rabanal Río Bogotá, que en varios puntos fueron deteriorados por actividades humanas nocivas para la naturaleza como la minería.

Como parte de la siembra, integrantes de la Fundación y profesores del Colegio, dedicaron un espacio para enseñar a los estudiantes sobre la fauna y flora nativa del páramo y la forma adecuada de sembrar plantas y arbustos para garantizar la vida propia de este ecosistema.

En el marco de este proyecto, se quiere fortalecer el PRAE (Proyectos ambientales escolares), a través, de un proceso de observación, que realizarán los estudiantes de los grupos ambientales de la institución.

La Fundación Al Verde Vivo lleva más de 25 años trabajando en la cuenca alta del Río Bogotá, buscando su recuperación.