En el marco del Día Internacional del Agua, PepsiCo y su Fundación, anunciaron la inversión de US$ 700,000 para facilitar el acceso a agua potable a 932 personas en el departamento de la Guajira en Colombia, beneficiando así a 16 comunidades de zonas rurales dispersas en la región. De la mano del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y WaterAid, PepsiCo y su Fundación diseñarán e implementarán modelos de provisión de agua y saneamiento para las comunidades que habitan en zonas desérticas y que no tienen acceso a este recurso.

Actualmente, el mundo se encuentra en medio de una crisis de agua: 1 de cada 9 personas carece de acceso al agua potable y se prevé que para 2030 hasta 700 millones de personas se verán desplazadas por falta de este recurso. La necesidad de intervenir rápidamente en esta crisis se ha hecho más evidente durante la pandemia causada por el Covid-19, alrededor de 1.800 millones de personas corren un mayor riesgo de contraer el virus y otras enfermedades ya que utilizan o trabajan en instalaciones sanitarias que carecen de servicios básicos de agua.

“En PepsiCo trabajamos a diario por impactar positivamente a las comunidades donde operamos. Desde 2006 hemos facilitado a nivel global el acceso a agua potable a más de 55 millones de personas en el mundo a través de programas de distribución, purificación y conservación del agua. Colombia no ha sido la excepción, y continuamos desarrollando programas, esta vez en alianza con el BID y WaterAid, para garantizar el acceso a este recurso a poblaciones de La Guajira. Será una iniciativa que desarrollaremos durante los próximos 3 años y que impactará a las comunidades rurales de la zona”, comentó Gustavo Salas, Gerente General de PepsiCo Alimentos Colombia.

El programa, que será liderado por PepsiCo y su Fundación en Colombia, estará enfocado en diferentes componentes a través de los cuales se realizarán actividades de gestión social, capacitaciones, creación de capacidades para la gestión eficiente y sostenible de soluciones; además del diseño de modelos de provisión de agua y saneamiento, considerando tecnologías de bajo costo e incentivos para la participación del sector privado y las comunidades. Estos modelos incluirán el desarrollo de prototipos de infraestructura que se implementarán tanto en el proyecto piloto en La Guajira, como en los programas de inversión que emprenderá el Gobierno de Colombia.

“Desde 2005, en la Fundación PepsiCo hemos invertido más de USD $53MM en nuestros programas de acceso al agua potable en todo el mundo, esfuerzos que han ayudado a apalancar alrededor de USD $700MM en fondos adicionales con aliados como el BID, Safe Water Network y Water.org para apoyar infraestructuras y programas adicionales. Para el 2030 tenemos la meta como compañía de llegar en total a 100 millones de personas.” finalizó Salas.

Aumentar el acceso al agua potable forma parte de la visión de PepsiCo de continuar Ganando con Propósito. La compañía se ha comprometido con apoyar a comunidades y el medio ambiente, mientras integra el propósito en su estrategia de negocios y en sus marcas. Como parte de este objetivo, en 2019 PepsiCo repuso localmente más de 1.6 billones de litros de agua en zonas de alto riesgo hídrico y desde 2015 ha mejorado la eficiencia operativa del uso de dicho recurso en un 9%. Además, PepsiCo es socio fundador y tiene un liderazgo activo en el Consejo de Gobierno y la Junta Directiva del Grupo de Recursos Hídricos 2030, una iniciativa que se centra en la gestión sostenible de estos recursos y que es apoyada por el Banco Mundial.

Este nuevo programa en La Guajira forma parte de una gran inversión de USD $5.4MM de PepsiCo en Latinoamérica durante los próximos 3 años, para el reabastecimiento y acceso a agua potable de comunidades de la región en respuesta a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.

A nivel local, se suma a los esfuerzos existentes de la compañía en el país en torno al agua, que incluyen programas como Agua para el Planeta, con el que junto a The Nature Conservancy (TNC) han reabastecido más de 511 millones de litros de agua, cada año, en Latinoamérica desde 2016. En Colombia se trabaja en el Fondo de Agua Bogotá, sistema Chingaza, que abastece gran parte de la capital.

Asimismo, estos esfuerzos alrededor al recurso hídrico se reflejan en las operaciones de la compañía, en donde se cuenta con tecnología de primer nivel y con sistemas que permiten una recirculación del agua superior al 80% como en su planta de producción en Funza, Cundinamarca. Adicionalmente, el Programa de Agricultura Sustentable de la compañía también cuenta con rigurosos criterios para optimizar el manejo del agua, y ha impulsado la implementación de sistemas de riego por goteo en los diferentes cultivos de materias primas que abastecen a la compañía. A través de sus programas de impacto social y sus operaciones, PepsiCo continúa demostrando que el cuidado del agua es un elemento transversal a lo largo del negocio.