Con uso de tecnología EPM redujo la presencia de Covid-19 en el proyecto hidroeléctrico Ituango

1162

Como muy exitoso calificó EPM el trabajo realizado con el uso e implementación de herramientas tecnológicas para prevenir, controlar y mitigar la presencia de la COVID-19 en el proyecto hidroeléctrico Ituango (PHI). Con estas acciones, la adhesión a las normas y la coordinación con las autoridades departamentales la cifra de contagio disminuyó al 1,75% entre las 6.200 personas que laboran en el área del Proyecto.

Mónica Ruiz Arbeláez, Gerente General (e) de EPM, al presentar este resultado señaló que “Los desafíos de la nueva pandemia para una obra de esta magnitud han sido complejos, sin embargo, es permanente la voluntad y el compromiso de todos los que participan en las soluciones para proteger la vida y la salud de los trabajadores, sus familias, las comunidades y la sociedad.

Los contagios iniciaron en abril de 2020, llegamos a tener 918 personas positivas para COVID-19 y en este reporte podemos señalar satisfactoriamente que el trabajo ha dejado frutos, en enero de 2021 la curva de crecimiento del contagio se ha reducido en un 91%”.

Estrategia y nuevas tecnologías

Para prevenir, contener y mitigar la expansión de la COVID-19 en el proyecto hidroeléctrico Ituango, EPM emplea cuatro estrategias combinadas que le han permitido continuar con las obras de recuperación del Proyecto, aun en tiempos de pandemia.

La primera estrategia le apunta a una estricta adherencia a los protocolos de bioseguridad por parte de los colaboradores y a un sistema de organización social llamado “burbujas”, implementado dentro de las mismas instalaciones, que busca limitar la interacción social al grupo más reducido de trabajo posible, con el menor número de contactos entre los distintos grupos de colaboradores.

Las otras estrategias emplean herramientas de BI (Business Inteligent), los modelos predictivos, de georreferenciación e inteligencia de negocios para integrar los datos y analizar la información en sus diferentes dimensiones, con el fin evaluar las tendencias de contagio, identificar sus posibles orígenes, actuar de manera oportuna en la contención de la cadena de infección y prever la evolución de la COVID-19, de acuerdo con su comportamiento en las distintas sedes de EPM y regiones del país.

La implementación de este proceso de analítica avanzada comienza con un conjunto de instrumentos de recolección de información habilitados diariamente para que los colaboradores reporten a EPM su estado de salud física y mental, tanto dentro como fuera de estas instalaciones de la empresa.

Los datos recogidos a través de la encuesta diaria son usados por EPM para generar tableros de georreferenciación y detección de posibles casos de COVID-19 o de personas con diagnósticos confirmados, del total de trabajadores activos en obra o en periodo de descanso.

Los tableros digitales y cuadros de monitoreo son alimentados también por los reportes de manillas inteligentes con tecnología Bluetooth, que son utilizados por los colaboradores durante su permanencia en las instalaciones. Estos dispositivos electrónicos permiten monitorear la proximidad entre las personas, con el fin de identificar los contactos estrechos y de los casos sospechosos para su aislamiento oportuno. El rastreo a través de esta tecnología ha permitido reducir el índice de reproducción del virus.

Además, tecnologías innovadoras como la localización inteligente, analítica de datos, machine learning, big data e inteligencia artificial, se suman al tratamiento de los datos para fortalecer la evaluación de los riesgos; analizar tendencias por edades y comorbilidades; generar de manera automática alertas de salud; implementar estrategias preventivas, intensificar acciones de contención y mitigación, y orientar oportunamente la toma de decisiones corporativa.

Desafío en equipo

Los desafíos de la nueva pandemia para una obra de esta magnitud han sido complejos, sin embargo, es permanente la voluntad y el compromiso de todos los que participan en las soluciones para proteger la vida y la salud de los trabajadores, sus familias, las comunidades y la sociedad.

Los resultados obtenidos se deben al compromiso de los trabajadores con la adherencia a las medidas implementadas, a la articulación y coordinación permanente de consorcio constructor CCCI y de EPM con las autoridades departamentales y locales. También a la orientación de la ARL Colmena y la facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia para el cuidado y protección de la salud de los colaboradores y de las comunidades cercanas del Proyecto, lo que constituye una prioridad para EPM, en su propósito superior de contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor.