Al referirse a las bondades de la ley que reglamenta el servicio militar obligatorio, el presidente Juan Manuel Santos dijo que los jóvenes que presten el servicio militar durante año y medio tendrán garantizado un cupo en el Sena. Antes de hacer el juramento a la bandera (primeros cuatro meses), los reclutas harán un curso en control territorial, infraestructura o asuntos administrativos, para que no salgan solo con el título de soldado regular.

Este viernes el presidente Juan Manuel Santos sanciono una ley que cambiara la vida de los aproximadamente 75 mil bachilleres que ingresan cada año a las filas del ejército y de los que ya son parte de la institución. Una de las  modificaciones es la eliminación de las modalidades de soldado regular, soldado bachiller y soldado campesino por la de reservista. Así mismo, la duración máxima del servicio militar será de año y medio, en lugar de 24 meses.

El Mandatario calificó como importante, la reducción máxima para prestar servicio militar de 28 años a 24 años. “Esto tiene un efecto inmediato: a partir de ahora, nadie con 24 años o más podrá prestar servicio militar, aunque, eso sí, deberá pagar la respectiva cuota de compensación, como es natural con quienes quedan exentos de prestar el servicio militar”, advirtió Santos

Una de las mayores preocupaciones de los jóvenes bachilleres es la definición de su situación militar. En Colombia está establecido que todo hombre mayor de 18 años que haya terminado sus estudios de secundaria debe prestar el servicio a la patria o hacer una contribución al tesoro nacional. Los bachilleres seguirán prestando 12 meses de servicio. También se busca incluir más a las mujeres en las filas del Ejército.

El servicio militar para muchos bachilleres no deja de ser un ‘coco’, y quienes se logran salvar, por las excepciones que señala la ley, tienen que pagar por la libreta una suma en muchos casos elevada para definir su situación militar. Con la nueva ley que sancionará el presidente Juan Manuel Santos, este viernes, varias cosas cambiarán.

El primer cambio significativo es precisamente el aporte económico que hacen aquellos que no quieren o no pueden prestar el servicio militar. Este precio se establece de acuerdo a los ingresos de la familia de la persona que define su situación y antes, lo mínimo que se cancelaba eran $485.000, ahora ese valor se verá reducido a $145.000 pesos.

El Presidente a título de ejemplo dijo que hasta ahora una “familia con una vivienda valorada en 147 millones de pesos, que equivale a 200 salarios mínimos, debía pagar, por concepto de este patrimonio, 1.400.000 pesos”.

Con la nueva Ley una familia con una vivienda de ese o de menor valor, “no pagará un solo peso por concepto de patrimonio”.

Para el caso de los remisos que son casi 1.000.000 habrá beneficios. Aquellos que logren demostrar alguna causa de exoneración, de acuerdo a lo que dice la ley, y quieran ponerse al día con su situación militar, podrán pagar únicamente el precio de producción del documento que es de $111.000 pesos. Además, su tiempo de servicio será tenido en cuenta por los fondos de pensiones y cesantías.

Aquellos que decidan prestar el servicio militar también obtendrán beneficios. A partir de este viernes 4 de agosto, los reclutas pasarán de recibir $90.000 mensuales a $221.315. Además, a los soldados campesinos se les reducirá su tiempo de servicio.

Con la nueva ley se eliminan las categorías de los bachilleres que ingresen a las diferentes instituciones de las Fuerzas Armadas Colombianas. Todos serán reclutas del Ejército, la Fuerza Aérea, infantes de marina en la Armada o Auxiliares del INPEC, pero no tendrán distinción alguna.

general Alberto Mejía
El comandante del Ejército, general Alberto Mejía

Resalto, por último, que la ley es clara respecto a la prohibición absoluta de las denominadas “batidas” en las que se llevaban a los muchachos que no habían resuelto su situación militar.

Con esto se le rompe el espinazo a la corrupción. Le notifico a los tramitadores corruptos que se les acabó la burla al pueblo colombiano“, indicó. El comandante del Ejército, general Alberto Mejía, quien celebró la decisión del Senado de la Republica.

Por: Carlos Alberto Arias Baquero
Redaccion ElSol Cali


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente