Conoce cuánto dinero puede ganar cada club en Champions

289

Barça, Madrid y Bayern. A estos tres clubes apuntan todos los focos en el kilómetro cero de esta Champions League, la primera de las dos de transición hasta la entrada en vigor del nuevo formato, más favorable a los poderosos tras la amenaza de secesión, a una UEFA debilitada, de los grandes clubes agrupados en torno a la ECA. El podio lo establecerá la propia competición, pero de salida prima uno u otro según hacia donde se dirija la mirada. El ranking y el valor de mercado de sus futbolistas están con el Madrid, campeón de dos de las tres últimas ediciones y defensor del título. Los apostantes y la inversión en el mercado respaldan al Barça. Con el Bayern está el peso de su plantilla y el efecto Ancelotti, tres veces ganador de la competición con tres clubes distintos.

La Premier aún ofrece más futuro que presente. Esta será la primera temporada en la que sus clubes comenzarán a beneficiarse del contrato televisivo suscrito hasta 2020 y por el que se repartirán 5.136 millones de euros. Eso garantiza un mínimo por cabeza de 130, que se aproxima mucho al máximo que cobrarán Madrid y Barcelona en España. Pero dos de sus gigantes, Manchester United y Chelsea, muy activos en el mercado y con apuestas de lujo en sus banquillos (Mourinho y Conte, respectivamente), no se ganaron la clasificación.Tottenham y Leicester, que les relevan, no están a su altura; el Arsenal es permanente sinfonía inacabada y Pep Guardiola aún anda armando un City que ha gastado más que nadie en refuerzos (213 millones, por los 122 del Barça o los 30 del Madrid). “Aún no estamos para competir por la Champions”, anunció tras ganar en Old Trafford el catalán, que pronostica siempre dos pasos por debajo de lo que realmente cree.

Nada cambia en la competición salvo que el dinero para repartir asciende ya a 1.268,9 millones de euros. Hace tres años no pasaba de 910. Pero es que la Champions genera 2.350, parte de los cuales se va en organización, gastos administrativos y pagos solidarios. 761,9 millones se distribuyen en función del rendimiento: 12,7 por participar, 1,5 por victoria y 0,5 por empate en la fase de grupos, 6 por disputar los octavos, 6,5 por los cuartos, 7,5 por las semifinales y 15,5 para el campeón y 11 para el subcampeón. Los otros 507 millones, el market pool, se repartirán en función de las audiencias y los contratos de los operadores televisivos de los distintos países. Ahí juega contra España la demografía y el hecho de tener cuatro representantes, todos con buenas perspectivas. El Madrid se embolsó el curso pasado 94,1 millones y el Atlético, 82,5. Más de la mitad de esas cifras provinieron de sus buenos resultados y no de su cuota de pantalla.

La competición, en cualquier caso, estará más cercana a los deseos de los clubes a partir de 2018. La UEFA abortó la creación de una Superliga auspiciada por el gigante chino Wanda, desde marzo socio de FIFA, pero a un alto coste. Tal y como aprobó el mes pasado su comité ejecutivo, con 11 votos a favor y una abstención, creará una sociedad de consulta con los clubes. Las cuatro grandes Ligas (Inglaterra, España, Alemania e Italia) se garantizan la presencia de cuatro equipos en la fase de grupos (ahora, Italia sólo dispone de tres plazas y el cuarto de las otras tres ligas debe jugar una ronda previa). El cuarto podría, además, acceder a la competición por una wild card que atienda a razones históricas. Podría jugarse en dos horarios (19:00 y 21:00) y se persiguen ingresos de 3.000 millones anuales. El peso del market pool pasaría del 40% al 15%.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente