El COVID-19 ha traído al mundo una crisis económica disparando la tase de desempleo en Estados Unidos y en varios países. Sin embargo, en muchas de las empresas más afectadas por la pandemia, los ejecutivos a cargo se enriquecieron.

Las diferencias entre las fortunas de los ejecutivos y las de los trabajadores ilustran las fuertes divisiones en una nación que se encuentra en el precipicio de un auge económico, pero que todavía está atormentada por una fuerte desigualdad de ingresos. Los mercados bursátiles están en alza y los ricos gastan libremente, pero millones de personas siguen sufriendo grandes dificultades. Los ejecutivos acuñan fortunas mientras los trabajadores despedidos hacen cola en los bancos de alimentos.

Los CEO que más ganaron en el 2020

COMPANIA CEO INGRESOS (USD)
Paycom Chad Richison 211.13 millones
1Life Healthcare Amir Dan Rubin 199.05 Millones
T-Mobile John Legere 137.20 Millones
General Electric Larry Culp 73.19 Millones
Hilton Chris Nassetta 55.87 Millones
T-Mobile Mike Sievert 54.91 Millones
Formula 1 Gregory Maffei 47.12 Millones
Netflix Reed Hastings 43.23 Millones
Netflix Ted Sarandos 39.32 Millones
ViacomCBS Robert Bakish 38.97 Millones

Datos recuperados en Infobae – Fuente: Equilar – The New York Times

Por su parte, los ejecutivos que poseen grandes participaciones en empresas gigantes, las ganancias han sido aún más pronunciadas. Ocho de las 10 personas más ricas del mundo son hombres que fundaron o dirigieron empresas tecnológicas en Estados Unidos y cada uno de ellos se han enriquecido con miles de millones de dólares este año, según Bloomberg.

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, que vio cómo se disparaban los beneficios con la gente atrapada en casa, vale ahora 193.000 millones de dólares. Otro caso es el de Larry Page, cofundador de Google, vale 103.000 millones de dólares, con un aumento de 21.000 millones sólo en los últimos cuatro meses, ya que la fortuna de su empresa no ha hecho más que mejorar durante la pandemia.

De igual forma, empresas como Boeing tuvo un 2020 históricamente malo. Uno de sus aviones estuvo en tierra la mayor parte del año tras dos accidentes mortales, la pandemia controló su negocio y la empresa anunció planes para despedir a 30.000 trabajadores e informó de unas pérdidas de 12.000 millones de dólares. No obstante, su director ejecutivo, David Calhoun, fue recompensado con unos 21,1 millones de dólares de indemnización.

A su vez, Norwegian Cruise Line apenas sobrevivió al año. Con el sector de los cruceros paralizado, la compañía perdió 4.000 millones de dólares y despidió al 20% de su plantilla. Eso no impidió que Norwegian duplicara con creces el sueldo de Frank Del Río, su director general, hasta los 36,4 millones de dólares.

De la misma manera, en el Hilton donde se despidió a casi una cuarta parte del personal corporativo mientras los hoteles de todo el mundo se quedaban vacíos y la empresa perdía 720 millones de dólares, fue un buen año para el responsable. Hilton informó en una declaración de valores que Chris Nassetta, su director ejecutivo, recibió una compensación de 55,9 millones de dólares en 2020.

Docenas de empresas públicas ya han informado de que pagaron a sus consejeros delegados 25 millones de dólares o más el año pasado, según Equilar. Varias empresas que anunciaron importantes despidos el año pasado, entre ellas Comcast y Nike, aún no han hecho públicos los datos sobre la remuneración de los ejecutivos del año pasado.