Tiene 492 habitaciones y ocupa más de 200.000 metros cuadrados rodeados por filas de enormes palmeras. Desde su construcción, hace seis años, el Ritz-Carlton de Riad sirvió de ‘refugio’ de billonarios, jefes de Estado y miembros de la familia real saudita, un hogar lejos del hogar para los más acaudalados.

Ahora, tras la purga sin precedentes ordenada el pasado fin de semana por el rey Salman ben Abdulaziz, el extravagante hotel de cinco estrellas se ha convertido en la cárcel más lujosa del mundo.

Según fue difundido en varios medios internacionales, el Ritz-Carlton ‘acoge’ a parte de la élite política y empresarial saudita arrestada por cargos de corrupción. La mayoría de los once príncipes, cuatro ministros y decenas de ex ministros detenidos -entre ellos Al Waleed ben Talal, el árabe más rico del mundo- estarían bajo arresto en el hotel.

Ritz-Carlton12+1

Un video publicado por el diario The New York Times muestra uno de los opulentos salones del Ritz-Carlton ocupado por colchones repartidos en el suelo. En las imágenes pueden verse hombres con uniformes oscuros y un rifle apoyado en una esquina, que parece ser un fusil de asalto M4, de fabricación estadounidense.

Varios medios identifican el lugar como el salón B del hotel, un espacio utilizado como sala de banquetes con capacidad para 2.000 personas. De acuerdo con un artículo de El Confidencial, aunque no se identificaron a las personas que duermen bajo unas mantas de colores, el lugar estaría siendo utilizado de forma improvisada por los guardias de seguridad mientras los “detenidos VIP” permanecen retenidos en las habitaciones del hotel.

Mientras tanto, la página web del hotel indica que “no hay habitaciones disponibles” hasta el 16 de diciembre. También anuncia que “debido a circunstancias imprevistas, las líneas de internet y telefónicas están desconectadas hasta nuevo aviso”.

Desde el pasado domingo, el complejo está rodeado por vehículos policiales y los portones de la fachada se mantienen cerradas, según el corresponsal de AFP en Riad, Anuj Chopra. Asimismo, el pasado sábado los huéspedes que estaban en el Ritz-Carlton recibieron la orden de reunirse en el vestíbulo y fueron trasladados a otros hoteles de Riad, informó el diario The Guardian.

Arabia Saudita arresta a 10 príncipes, 4 ministros y a un multimillonario

Una purga sin precedentes

Arabia Saudita informó el jueves de la detención de 201 personas como parte de una amplia investigación anticorrupción, en una purga que incluye príncipes, funcionarios, militares y empresarios.

El procurador Saud al Mojeb dijo en un comunicado que 208 personas fueron interrogadas a partir del sábado, de las cuales solamente siete quedaron en libertad sin ser acusadas, y las restantes 201 permanecían detenidas.

“La escala potencial de las prácticas corruptas descubiertas es muy grande”, dijo, y añadió que las investigaciones a lo largo de tres años han revelado la malversación de al menos 100.000 millones de dólares a través de prácticas corruptas y fraudulentas en las últimas décadas.

Los detractores y observadores dicen que la purga es, en realidad, un golpe de Estado del príncipe heredero Mohammad bin Salman para marginar a posibles rivales y críticos. Entre los detenidos se encuentran, además de Al Waleed bin Talal, dos hijos del difunto rey Abdalá, uno de ellos, el príncipe Miteb, ex jefe de la poderosa Guardia Nacional.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente