El resfriado es una infección generada por un virus en el tracto respiratorio alto, que comprende la nariz, garganta, faringe, laringe y bronquios. Dentro de los síntomas que pueden experimentar las personas se encuentran la congestión nasal, dolor de garganta, decaimiento general y, en algunos casos, fiebre. Aunque el resfriado y la gripe tienen manifestaciones similares, se trata de dos patologías diferentes.

“Es muy común confundir el resfriado y la gripe, ya que ambos son infecciones generadas por un virus en el tracto respiratorio alto. Sin embargo, su diferencia radica en que el resfriado común es producido por más de 200 virus que circulan entre las personas y la gripe es el nombre que se le da a un solo tipo de infección que se desarrolla por la influenza” afirma el doctor Fredy Guevara, jefe nacional del departamento de enfermedades infecciosas de Colsanitas.

A continuación, el doctor Guevara menciona 6 aspectos que debe conocer sobre el resfriado:

  1. Los virus se reproducen rápidamente desde que ingresan al cuerpo. Durante los primeros días se multiplican de forma veloz y los síntomas son percibidos entre los 3 a 5 días después del día del contagio.
  2. Un virus es un parásito que utiliza las células humanas como casa para vivir y reproducirse, causando afectaciones en el adecuado funcionamiento de estas y, por ende, del cuerpo.
  3. Los síntomas son el reflejo del daño que el virus ha hecho en el cuerpo. El malestar general, las molestias en la garganta y el dolor en las articulaciones se debe a que el virus daña las células que está utilizando para vivir y reproducirse. Además el sistema inmune, en su intento por detenerlo, produce daños en las esas células que lo contienen.
  4. El resfriado se contagia a través del contacto con la saliva al hablar, estornudar o toser. De ahí la importancia de mantener una distancia mínima de un metro con una persona que tose o estornuda.
  5. Los virus que generan resfriado común no se combaten con antibióticos. La única forma que existe para superar un virus es con un sistema inmune sano, que se encargue de identificarlo y eliminarlo; no existen medicamentos que funcionen en estos casos. Es importante tener en cuenta que un sistema inmune funcionará bien y podrá cumplir con sus funciones siempre y cuando la persona se alimente de forma balanceada y completa y no padezca enfermedades que afecten sus defensas.
  6. La propagación de los virus se puede combatir con el uso de tapabocas, el lavado de manos frecuente y estornudando en el pliegue interno del antebrazo o en un pañuelo desechable.