Suena a una locura, Y no es una referencia al argumento de Aristóteles sobre la existencia de una tierra plana, es una teoría que tal vez ha sido anulada gracias a siglos de estudios con resultados científicos comprobables, pero para muchos no deja de ser (Una conspiración eso de que la tierra sea redonda), por el selecto grupo de personas que ha alcanzado a verla desde el esterior.

Los Terraplanistas argumentan su punto y han convencido a más de uno con las siguientes premisas:

  1. No existe la gravedad: Para los terraplanistas la gravedad no existe y tienen otra explicación que justifica estar pegados al suelo: La tierra acelera hacia arriba a una velocidad constante de 9.8 metros por segundo al cuadradoimpulsados por una fuerza misteriosa llamada energía oscura. Además “hay un tipo de materia oscura que es responsable del movimiento del sol y la luna y las estrellas a la misma velocidad para que no se alejen de nosotros”.
  2. Rotacion del sol y la luna: Ambos astros tienen un movimiento circular alrededor del disco que es nuestra tierra. Esto no explica por qué no podemos ver el sol en todo momento, ya que la luz viaja en línea recta. En cuanto a las estaciones, el sol, aseguran en dicha comunidad, se aleja y acerca al centro de la tierra plana conforme van pasando los meses, así se crean las estaciones que conocemos, además de días más largos y más cortos.
  3. El borde de hielo: Los terraplanistas afirman que el borde de la tierra plana es un muro gigante circular de hielo. Esta original versión explica convenientemente por qué todo el océano no se cae por el borde hacia el espacio.

Según los defensores de esta teoría, la Tierra es un disco con el Círculo Polar Ártico en el centro y con un muro de hielo de 150 metros alrededor del borde en la Antártida. El día y la noche terrestre en la Tierra plana se explica debido a que el sol y la luna son esferas que miden 51 kilómetros moviéndose en los círculos a 4.828 km por encima del plano de la Tierra. A medida de que el sol se mueve más lejos, se contrae hasta que ya no es capaz de ser visto. El mismo fenómeno ocurre con las estrellas para causar su movimiento, moviéndose en un plano de hasta 4.989 kilómetros. Igual que unos focos, estas esferas celestes iluminan las diferentes partes del planeta en un ciclo de 24 horas.

Sociedad de la Tierra plana

La Sociedad de la Tierra plana es una organización que defiende la teoría de la Tierra plana. Los orígenes de la teoría sobre la Tierra plana fue originario del inventor inglés Samuel Rowbotham (1816-1884). Se basó en su interpretación de ciertos pasajes bíblicos, Rowbotham publicó un folleto de 16 páginas, que tiempo después se amplió a un libro de 430 páginas llamado “La Tierra no es un globo”, donde expuso sus puntos de vista. Según el sistema de Rowbotham, que él llamó “Astronomía Zetetica” la tierra es un disco plano centrado en el Polo Norte y acotada por un muro de hielo. Rowbotham y sus seguidores se hicieron conocer públicamente debido a sus participaciones en debates públicos con los principales científicos de la época.

Después de la muerte de Rowbotham, sus seguidores crearon la Universal Zetetic Society, donde publicaron una revista titulada “Revisión de la Tierra no es un globo”, que se editó hasta principios del siglo XX. Después de la Primera Guerra Mundial, el movimiento experimentó un lento declive. En Estados Unidos, las ideas de Rowbotham fueron tomadas por la Iglesia Cristiana Católica Apostólica. Fundada por un curandero escocés llamado John Alexander Dowie en 1895, la iglesia estableció la comunidad teocrática de Zion, Illinois.

La conspiración de la Tierra plana

Los seguidores de la Tierra plana afirman que las fotografías de la tierra esférica están manipuladas, los dispositivos GPS también son manipulados para que los pilotos de aviones piensen que están volando en línea recta alrededor de una esfera cuando en realidad están volando en círculos sobre un disco.

Según sus defensores, hay muchos motivos para la ocultación por parte de los gobiernos de la “verdadera forma de la Tierra”, pero una de las favoritas es que organizaciones como la NASA roban miles de millones promoviendo la idea de que hay una Tierra redonda, y gastando dinero en “cohetes”, “científicos” e “investigación”, siendo demostrado solo por algunos testimonios de estas organizaciones. Realmente, la pregunta nos debemos hacer es, ¿hemos visto personalmente la vista de la Tierra desde el espacio, o simplemente nos fiamos de unas imágenes facilitadas por organizaciones y medios de comunicación?