Nueve de cada diez personas del planeta (el 92% de la población) vive en lugares con altos niveles de contaminación.

Como se aprecia en el mapa interactivo de la OMS, los países más afectados por la polución son aquellos de ingresos bajos y medianos, siendo especialmente preocupante el problema en África y Asia. De hecho, casi el 90% de las muertes atribuidas a la polución se producen en países de ese perfil.

Las zonas del mapa dibujadas en amarillo, naranja, rojo o morado superan los niveles de polución recomendado por la OMS.

Entre las principales fuentes de contaminación del aire incluyen formas ineficientes de transporte, combustibles domésticos y la quema de residuos, plantas de energía alimentadas con carbón o actividades industriales.

Ahora bien, la calidad del aire también puede estar influenciada por las tormentas de polvo, especialmente en las regiones cercanas a los desiertos.

En el mapa la mayor parte de la superficie de España aparece coloreada en amarillo, lo que implica un nivel de polución ligeramente superior al recomendado por la OMS. El norte de la Península, sin embargo, disfruta de un aire más limpio, salvo algunas zonas industriales alrededor de Oviedo.

La mitad norte de África, India y China concentran los peores niveles de polución con graves consecuencias para la salud de las personas que viven en estos países. Este domingo, Nueva Delhi se ha visto obligado a imponer drásticas medidas para reducir la polución. El nivel de polución de Nueva Delhi es 12 veces superior al de Madrid. En concreto, el gobierno de la ciudad ha instado a sus residentes a permanecer en sus casas el máximo tiempo posible, se cerrarán los colegios durante tres días, se paralizarán los trabajos de construcción y demolición durante cinco días, todos los generadores diésel estarán paralizados durante 30 días excepto los de los hospitales, la central eléctrica de Badarpur, alimentada por carbón, estará cerrada diez días.