¿Por qué es necesario este proyecto de ley?

Porque generará las condiciones que permitirán incrementar la inversión privada en Colombia y así llevar las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) a la población de escasos recursos, además de las zonas rurales. El proyecto también busca garantizar e incrementar los recursos para la generación de contenidos y aplicaciones de interés público. Igualmente, la revitalización de la industria TIC será clave para la reactivación de la economía nacional y para lograr un país más competitivo.

¿En qué beneficia a la economía y al ciudadano?

Hará más atractivo el país e incrementará la inversión, lo que finalmente se traducirá en beneficios para todos los ciudadanos, pues con estos recursos se podrá conectar a toda la población y conectarla bien, haciendo, por ejemplo, importantes esfuerzos en última milla. Con una Colombia conectada, se podrá mejorar la competitividad y la productividad de las regiones, y generar más empleo. Esto tendrá impactos importantes en la reactivación de la economía, en la reducción de la desigualdad y dejará al país con unas bases sólidas para la Cuarta Revolución Industrial.

¿Por qué es un proyecto de modernización?

Porque precisamente las prácticas que se están estableciendo en esta ley se enmarcan en el estado del arte internacional y están a la vanguardia en temas institucionales y normativos para aumentar la inversión. Colombia lleva por lo menos cinco o seis años en mora de hacer esta reforma, que dejará al país con bases sólidas para la Cuarta Revolución Industrial.

¿Cómo se fomentará la inversión en el sector TIC?

Generando certidumbre jurídica, que es lo que realmente le importa a la industria para poder traer recursos a Colombia. Es importante destacar que esta certidumbre jurídica se trabajará al tiempo que se protegen los derechos de los ciudadanos y se maximiza el bienestar social de la población.

¿Es el mismo proyecto radicado por el gobierno anterior?

No. El proyecto actual pretende modernizar la Ley 1341 de 2009, que es la norma marco del sector TIC; mientras que la iniciativa del gobierno anterior era completamente nueva, pues partía de una nueva ley que no hacía derogatorias expresas y no unificaba funciones.

¿Por qué se crea un Fondo Único del sector TIC?

Porque hoy la industria tiene unas cargas diferentes, en dos fondos distintos, lo cual genera incertidumbre jurídica; además hay una migración general hacia Internet, y al existir dos fondos, los proyectos se estructuraban desarticuladamente, reduciendo su impacto. Este Fondo Único resultará de la unión del Fondo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (FonTIC) y el Fondo para el Desarrollo de la Televisión y los Contenidos (FonTV), y sus recursos se destinarán a garantizar que todos los colombianos tengan acceso y usen las TIC; el desarrollo de la televisión pública; la promoción de contenidos multiplataforma de interés público y la apropiación tecnológica con un enfoque social y productivo.

¿Este proyecto acabará con la televisión pública?

No, por el contrario, la va fortalecer. Este proyecto de ley garantiza los recursos de la televisión con incrementos anuales y con recursos adicionales destinados a fortalecer los contenidos.

¿Se reducirán los recursos para la televisión y la radio pública?

No se reducirán, se mantendrán con un incremento anual y habrá unos recursos adicionales destinados a la creación de contenidos multiplataforma de interés público y social.

¿En qué consiste la modernización institucional?

En poner el país a la vanguardia internacional. Hoy hay dos entidades que regulan el sector y eso genera diferencias y a veces contradicciones entre ellas mismas (la CRC y la ANTV). Es por eso se van a unificar en una sola entidad, el ‘regulador único’, lo que ayudará a generar mayor certidumbre en el sector. También se va a unificar la imposición de sanciones que hoy está distribuida en varias entidades, de esta forma, será el Ministerio TIC el único con la facultad de vigilancia y control.

¿Cómo estará conformado el ‘regulador único’ y cómo se financiará?

El ‘regulador único’ estará conformado por cinco comisionados, que tendrán periodos fijos de cuatro años, y se financiará -como se ha hecho siempre- con una tasa regulatoria que está definida en la ley, lo que lo hace independiente y nivela al país en el plano internacional.

¿Cómo se garantiza la independencia del ‘regulador único’?

Se le da un carácter de jerarquía; de independencia técnica, jurídica, patrimonial, y solo estará sujeto al control judicial de un juez de la República.

¿Qué pasará con la ANTV?

La Autoridad Nacional de Televisión -en sentido estricto- será liquidada. Esto durará un año, que es el tiempo que establece la Ley.

¿Con este cambio, se mantendrán las licencias otorgadas para la televisión y la radio?

Sí, se respetan los derechos adquiridos, por eso es que se habla de certidumbre jurídica.

¿Qué entidad será la encargada de asignar el espectro?

El Ministerio TIC será el único encargado de asignar el espectro. Hoy pueden hacerlo dos entidades (MinTIC y ANTV), lo que también genera diferencias e impactos negativos. Solo MinTIC lo hará de ahora en adelante, porque el espectro es un instrumento de política pública con el que se pretende masificar la conectividad en todo el país.

¿Qué pasará con la Agencia Nacional del Espectro (ANE)?

La administración, gestión, atribución, y vigilancia y control del espectro radioeléctrico se mantendrán en la ANE. La entidad seguirá siendo adscrita al Ministerio TIC y no tendrá cambios en sus funciones. Esto teniendo en cuenta que en Colombia el espectro es un instrumento de política pública y esta es implementada por la cartera TIC.

¿Qué otra función asumirá el Ministerio TIC?

Vigilancia y control, y toda la asignación del espectro.

¿Qué beneficios tendrán los medios comunitarios con este proyecto?

Ellos son un gran aliado, porque llegan a lugares del país que han estado olvidados. Entonces, se va a materializar una alianza, brindando condiciones e incentivos para que los operadores del servicio de televisión comunitaria renueven sus redes y las digitalicen, y se puedan volver proveedores de Internet en dichas zonas (estarán exentos de su contraprestación periódica por tres años).