La picadura de una garrapata infectada con la bacteria Borrelia burgdorferi, y algunas veces con Borrelia mayonii, es la causante de la enfermedad de Lyme. Se trata de una enfermedad que se presenta en animales, pero que por medio de la garrapata, puede llegar a los humanos.

Esta enfermedad ha llamado recientemente la atención por el contagio sufrido por Justin Bieber, popular cantante canadiense. Este caso es uno más de los aproximadamente 300 mil que se presentan anualmente en Estados Unidos, donde es la enfermedad más común transmitida por vectores, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). También se presenta en Canadá y otros países de Europa y Asia, principalmente durante el verano.

Según el doctor Mario Escobar, especialista en medicina interna adscrito a Colsanitas, “la enfermedad de Lyme es una infección bacteriana transmitida por las garrapatas, ocasionada por la bacteria Borrelia burgdorferi. En Colombia, aunque los casos no son tan frecuentes, se han registrado algunos casos a considerar”. A continuación, cuatro aspectos a tener presentes sobre esta enfermedad.

¿Cuáles son sus síntomas?

Con el paso de los días, en el 80% de los casos, aparece un salpullido en la zona del cuerpo donde ocurrió la picadura, que se torna caliente, se expande y puede alcanzar hasta más de 30 centímetros de diámetro. Su centro puede quedar pálido, casi que imitando un tiro al blanco. Es lo que se conoce como un eritema migratorio.

A este síntoma se le puede acompañar otros que son similares a los que se presentan con una gripa fuerte: dolor en los huesos; de cabeza; fatiga; y rigidez en el cuello. Cuando la enfermedad está muy avanzada, y no ha sido detectada, lo síntomas llegan a ser dolor en las articulaciones, irregularidades en el ritmo cardiaco, inflamación del hígado, dolor muscular e incluso problemas neurológicos.

¿Cómo diagnosticarlo?

El diagnóstico temprano se orienta por los síntomas iniciales y por conocer si la persona ha estado expuesta a lugares donde pudo ser picada por una garrapata infectada, tal como realizar actividades en el campo, al aire libre o en excursiones.

En lugares donde la enfermedad es bastante conocida y se presentan casos frecuentes, tanto los pacientes como los servicios de salud están conscientes y tienen cultura de la existencia de la enfermedad. Es decir, la tienen dentro de las primeras opciones para el diagnóstico.

En nuestro medio es más difícil llegar a un diagnóstico temprano porque no hay cultura sobre la enfermedad, dado que no es tan frecuente y poco se asocia a un caso de enfermedad de Lyme inicialmente. Suele suceder que se llega al diagnóstico después de descartar que se trate de otras dolencias. Sin embargo, es motivo de sospecha cuando un paciente joven llega con un cuadro de artritis.

¿Qué tipo de tratamiento realizar?

Por su origen bacteriano, la enfermedad de Lyme se trata con antibióticos, por un periodo de entre 7 y 14 días. De esta manera, con un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno se cura la enfermedad. No obstante, cuando se alcanzado fases más avanzadas de la enfermedad se tratan los síntomas específicos según las características de cada paciente.

Exposición a garrapatas infectadas.

Las garrapatas portadoras de la bacteria Borrelia están presentes en animales silvestres, de campo y domésticos. Por este motivo se deben tomar precauciones cuando se visite zonas rurales y boscosas: revisar el cuerpo, mantener la higiene y limitar el contacto con animales.

Así mismo, en los ambientes urbanos se debe mantener la higiene de las mascotas y la salubridad para prevenir la aparición de garrapatas que pueden estar infectadas.