Las abejas​ son importantes para la biodiversidad del planeta y la vida de la tierra en general. Son grandes polinizadores y esenciales para las plantas. Su principal motivo es lograr la reproducción de cualquier tipo de semilla y de frutos, proceso que es fundamental para la seguridad alimentaria.

Pero, ¿de qué se alimentan y donde viven las abejas?

​Son seres que saben trabajar en equipo y se agrupan en colonias llamadas Nidificaciones cuándo  son silvestres  y cuando las tiene un apicultor  se llaman    colmenas,  las cuales están formadas por panales de abejas, lugar donde guardan su comida.

Se calcula que unas 60.000 abejas pueden habitar una colmena o Nidificación y las podemos encontrar por todo el planeta, excepto en la Antártida, por ser de condición climática no aptas para ellas y sin una vegetación con la que puedan subsistir.

Alguna vez te has preguntado cuánto tiempo viven estos pequeños seres polinizadores que de acuerdo con el tipo de alimentación influye en su esperanza de vida: la reina puede llegar a vivir 5 años, las abejas obreras desde 45 a 52 días, y en cuanto a los zánganos, puede llegar a vivir 100 días.

Cuando la ABEJA REINA alcanza su madurez sexual, cinco días después de haber nacido, sale de su colmena para realizar su ciclo de fecundación, llamado vuelo nupcial, ya que los Zánganos van a su encuentro y la fecundan. Una vez la reina pasa este proceso se encarga de poner hasta 1.500 huevos al día durante toda su vida. ​

Uno de los papeles fundamentales de las abejas es polinizar las flores

También juegan un papel muy importante en la vida del apicultor, ya que se calcula que alrededor del 70% de la agricultura, y una gran cantidad de los alimentos que consumimos, dependen de ellas.

Es por esta razón que hay que conservarlas y cuidarlas, por ser tan importantes para el ecosistema, con la siembra de árboles y plantas melíferas como los son: la lavanda, el laurel, la menta, el romero, la caléndula, el café, el mango y el aguacate, entre otras, que ayudan a la especie hacer su proceso de polinización y conservación del ecosistema.

La abeja es un ser pequeño, pero grande por su gran labor.