Consejos para evitar el envejecimiento de la piel

338

El envejecimiento es un proceso natural, pero suele venir acompañado de arrugas y flacidez. Después de tu cumpleaños numero 20, el cuerpo produce cerca de 1% menos de colágeno, cada año. Mientras que no puedes evitar la velocidad con la que pasan lo años, puedes ayudar a reducir el riesgo de daño en la piel.

El cuerpo experimenta el envejecimiento – pérdida de colágeno, disminución de las glándulas sudoríparas y menos producción de elastina – y en realidad no hay mucho que se pueda hacer al respecto.  Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para proteger tu piel.

Primero, la protección de la piel es la clave para verte más joven. Una vida de exposición a los rayos UV del sol puede producir arrugas, manchas y un mayor riesgo de tres tipos distintos de cáncer de piel. Aplicarte un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 30 cada dos horas cuando estás en el sol o tras nadar o sudar demasiado puede brindarte la protección necesaria. Intenta buscar sombra si has estado en el sol durante mucho tiempo y utiliza ropa que te proteja cuando sea posible.

De acuerdo con la Academia Estadounidense de Dermatología, fumar mucho acelera significativamente el envejecimiento de la piel, causando arrugas y pliegues en los labios junto con una complexión opaca. Después del cigarro, el alcohol también puede dañar la apariencia al deshidratar la piel – causando un aspecto más seco y viejo.

Tampoco debes consumir alimentos demasiado procesados, salados o dulces. En vez, sigue una dieta sana y balanceada que incluya muchas frutas, vegetales y agua.

Se gentil con tu piel. Asegúrate de limitar tu tiempo de baño. Las duchas largas con agua caliente quitan los aceites naturales de la piel, lo que resulta en deshidratación y hace que sea menos tersa y elástica con el tiempo.

También intenta evitar jabones fuerte que puedan remover el aceite de tu piel cuando en realidad debes añadir humedad. A la hora de secarte date pequeños golpes con la toalla en vez de tallando, evitando así despojar a tu piel de la humedad y células saludables que requiere.

Por ultimo, elige un humectante diario que sea apropiado para tu tipo de piel – como clave te sugerimos escoger uno que contenga protección SPF.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente