El fabricante de neumáticos y proveedor de la industria automotriz Continental prohibió a sus empleados el uso de las aplicaciones WhatsApp y Snapchat en sus móviles de trabajo por la protección de datos, informó hoy la empresa.

Esta medida se aplicará en todas las fábricas de Continental en todo el mundo y afecta a más de 36.000 móviles, indicó.

La empresa justificó esta medida alegando que estos servicios acceden a datos personales y, con ello, datos potencialmente confidenciales como, por ejemplo, la libreta de direcciones, lo que afectaría también a datos de terceras personas.

Continental criticó que estas aplicaciones releguen la responsabilidad de cumplir con la ley de protección de datos en los usuarios, algo que calificó de “inaceptable”. Para poder regularlo, cada usuario de Whatsapp tendría que pedir el permiso a cada una de las personas que esté en su libro de direcciones. De esta manera, el fabricante indicó que no levantará la prohibición hasta que estas aplicaciones posibiliten un uso dentro del marco de la protección de datos.

No es la primera empresa alemana en tomar esta medida. El Deutsche Bank prohibió ya en enero de 2017 el uso de sms, WhatsApp y otro tipo de servicios de mensajería similares en los móviles de empresa, recordó un portavoz. Mientras, el gestor del aeropuerto de Fráncfort, Fraport, indicó que “por cuestiones de protección de datos y seguridad” han bloqueado el acceso a los contactos para todas las aplicaciones.

El 25 de mayo entró en vigor la nueva ley de protección de datos de la Unión Europea para proteger mejor a los consumidores, que deben dar su consentimiento a partir de ahora al almacenamiento de sus datos y ser informados del objetivo del mismo.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente