Aunque a finales de agosto es que inicia la anidación, la tortuga Carey (Eretmochelys imbricata), empezará a aparecer pronto en el Caribe, específicamente, en áreas de playa para poner sus huevos.

Es por ello, que tanto la Policía Ambiental y el Establecimiento Público Ambiental, EPA Cartagena, invitan a la protección de esta especie y hacen controles tendientes para erradicar la venta ilegal de piezas de artesanías elaboradas con caparazón de Carey, la cual es una especie de tortuga marina en vía de extinción.

Ante la reactivación del turismo y, próximamente de las playas, los operativos liderados por la Policía Ambiental serán respaldados por técnicos de fauna del EPA Cartagena, para mitigar la depredación de esa especie silvestre marina.

La más reciente incautación se logró en agosto de este año, en plena cuarentena, cuando varios ciudadanos alertaron a la policía, y esta a su vez al EPA, sobre la venta de artesanías de Carey en cercanías del Centro Comercial Los Ejecutivos. Fueron 125 piezas que provenían de una zona del archipiélago de las Islas del Rosario, según confesó uno de los traficantes, quien fue sancionado con un comparendo por parte de la Policía Metropolitana.

Este hecho alertó a las autoridades, porque pese a que ha disminuido un poco, sigue la caza de esta especie de tortuga marina en grave peligro de extinción para utilizar su caparazón en la elaboración de artesanías.

Fundaciones ambientalistas, como Tortuga de Mar, continúan haciendo actividades de capacitación y sensibilización con vendedores ambulantes y artesanos, por lo que se ha logrado disminuir significativamente la promoción y comercialización de piezas o partes hechas con tortuga carey.

Se les recuerda a los ciudadanos en general, que la compra y consumo de esta especie o sus derivados, son considerados delito.

El Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales Naturales, Cardique, la Fundación Tortuga de Mar reforzarán acciones de conservación de la tortuga Carey, en conjunto con las comunidades locales para garantizar su supervivencia.

La invitación es a turistas, nativos de las Islas y residentes de Cartagena para que no compren productos elaborados con especies marinas en vías de extinción.

La tortuga carey (Eretmochelys imbricata) es una de las siete especies de tortugas marinas existentes, y una de las cinco especies presentes en Colombia.