Foto archivo.

Atendiendo una denuncia ciudadana, la Contraloría General de la República detectó faltantes de combustibles por $664 millones de pesos en el Batallón de Transportes No. 1 “Batalla de Tarapaca”, situado en la ciudad de Bogotá.

Se esfumaron 70.148 galones de ACPM, sin que exista evidencia de su destino final.

Igual suerte corrieron 3.528 bonos de gasolina por $50 mil cada uno.

La Contraloría Delegada para el Sector Defensa, Justicia y Seguridad adelantó una actuación de control a los contratos de combustible, los libros control de combustible diésel, y las entradas de almacén diésel de la vigencia 2016, suministradas a este Batallón.

Y al revisar el libro de combustibles, donde se evidencia el manejo de la partida fija asignada al Batallón de Transporte, se detectaron irregularidades en cuanto a pérdida de existencias de ACPM.

Conforme al examen de ingreso mensual de combustible en virtud de contratos interadministrativos suscritos con la Agencia Logística de las Fuerzas Militares, y de salida del mismo en virtud de aprovisionamiento al parque automotor de la Unidad Militar investigada, se estableció que el libro de combustibles cerró el año 2016 con una existencia de 73.784 galones, pero al reanudarse el control para 2017 solo se reportaron 3.636.

La Contraloría no recibió evidencias que explicaran la diferencia de 70.148 galones, situación que genera un faltante superior a los $500 millones (con un galón de combustible Diésel a $7.137).

Así mismo, el examen al mismo libro denotó otra diferencia de 180 galones, producto de la discrepancia de cifras entre el ingreso reportado para julio de 2016 en los registros respectivos, y la sumatoria de combustible realizado en dos entregas por parte de la Agencia Logística.

Otras irregularidades

Las averiguaciones del órgano de control se extendieron hasta las existencias en almacén de la Unidad Militar involucrada en la denuncia, detectándose una salida de almacén del 19 de febrero de 2016 de 3.528 bonos de gasolina por $50.000 cada uno, con destino a la Oficina de Apoyo Logístico del Batallón de Transporte.

Indagadas las dependencias destinatarias, no reportan información ni de la existencia de los bonos ni la identidad de quienes los redimieron, lo que incrementa en $163 millones más el faltante fiscal producto de la denuncia ciudadana.

Indagación preliminar y traslados a Fiscalía y Procuraduría

Las situaciones expuestas, que implicaron traslados penales y disciplinarios a las autoridades correspondientes, motivaron la apertura de indagaciones preliminares fiscales dirigidas a cuantificar faltantes similares de inventario en insumos tales como gasolina o lubricantes, que junto con el ACPM, conforman las mayores erogaciones de recursos en todas las unidades militares del país.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente