Controles a establecimientos que prestan servicios turísticos en Playa Blanca y Barú

295

El Grupo de Protección al Turismo y Patrimonio Nacional de la Policía Metropolitana de Cartagena con el objetivo de brindar seguridad a los turistas y residentes de la ciudad, para esta temporada vacacional de mitad de año, incrementa las actividades de verificación y control a los establecimientos que prestan servicios turísticos en el sector Playa Blanca y Barú.

Los operativos están dirigidos a establecimientos tales como hoteles, hostales restaurantes y agencias que operan en este sitio de interés turístico. Esto con el fin de evitar la informalidad y las estafas a turistas.

De igual forma, se les dio a conocer a los gerentes y administradores de estos establecimientos que deben implementar el código de conducta resolución 3840/ 2009 con el fin de evitar la Explotación Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes en el contexto de Viajes y Turismo a través de la estrategia Nacional #OjosEnTodasPartes del Viceministerio de Turismo.

Durante la actividad se verificaron 59 establecimientos que prestan servicios turísticos y se sensibilizaron a 150 personas entre recepcionista, administradores y empleados.

Con estas actividades nuestros hombres y mujeres Policías integrantes del grupo de protección al turismo y patrimonio nacional de Cartagena, contribuyen con las verificaciones de control y prevención a la cero tolerancia a la informalidad y a la Estrategia Nacional de Prevención de la Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescente, en los entornos turísticos.

Se recuerda a la comunidad, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, que cuentan con la Línea 141, a nivel nacional, administrada por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, para que todo adulto o niño que necesite reportar una emergencia, hacer una denuncia o pedir orientación sobre casos de maltrato infantil, violencia sexual, acoso escolar, trabajo infantil o consumo de sustancias psicoactivas, entre muchas otras situaciones que amenacen o afecten la vida e integridad de un niño, niña o adolescente.