Corazón artificial, tecnología que ha cambiado vidas en Colombia durante seis años

637

Un sistema cardiovascular saludable es esencial para la buena salud. En Colombia, alrededor de 5,6 millones de personas sufren de enfermedades cardíacas, según un estudio desarrollado por Deloitte Access Economics. Estas condiciones imponen serias limitaciones físicas y sociales relacionadas con la salud de las personas impactadas. 

Hace seis años, el primer Heartmate II de Abbott fue implantado en Colombia. Tres años después, el primer Heartmate 3 también fue implantado en el país. El uso de ambas tecnologías representa avances en la transformación de las vidas de 23 personas (2 menores de edad y 21 adultos) que desde esa fecha se han beneficiado de esta tecnología que ha sido utilizada en instituciones como la Fundación Cardiovascular de Colombia y la Fundación Clínica Shaio. 

Uno de los tipos de enfermedad cardíaca consiste en la insuficiencia del ventrículo izquierdo, una condición que pone en peligro la vida y por la cual el lado izquierdo del corazón no puede bombear suficiente sangre al resto del cuerpo, lo que provoca que muchos órganos no reciban oxígeno y, por lo tanto, dejen de funcionar correctamente. Este fenómeno tiende a empeorar con el tiempo, e incluso a provocar la muerte si no se establece una terapia temprana que pueda optimizar el funcionamiento del miocardio. 

«Precisamente en esta condición, la evolución de este dispositivo, conocido como el HeartMate 3™ de Abbott, se presenta como un sistema de alta tecnología que un cirujano cardiovascular implanta en el corazón del paciente. El dispositivo une el ventrículo izquierdo y la aorta – arteria principal que lleva la sangre oxigenada a todo el cuerpo – y tiene un sistema externo, conectado por una línea de transmisión, que incluye un regulador y dos baterías recargables. Una vez implantado, cumple la función de bombear la sangre a todo el organismo tal como lo haría el ventrículo izquierdo del corazón en un estado óptimo» dijo el Dr. Leonardo Salazar, director del programa VAD de la Fundación Cardiovascular de Colombia. 

El HeartMate 3 está diseñado para funcionar durante largos períodos de tiempo ya que cuenta con un controlador cuya función es verificar continuamente que el sistema funcione correctamente. 

«Se trata de un avance tecnológico para el sector de salud ya que puede bombear hasta 10 litros de sangre por minuto y es el único sistema de asistencia ventricular izquierda de flujo continuo implantable aprobado comercialmente que utiliza la tecnología Flow Full MagLev (totalmente magnetizada), la cual permite proteger la sangre ya que está diseñada para que las células sanguíneas pasen más suavemente a través de la bomba» añadió el Dr. Salazar. 

En el primer semestre de 2017, y después de recibir capacitación especializada, el equipo médico de la Fundación Cardiovascular de Colombia en Bucaramanga realizó el primer implante en América Latina de esta versión del dispositivo. Hasta el año 2020, 15 personas (1 niño y 14 adultos) cuentan con la tecnología de HeartMate 3 en Colombia.