Los gobiernos miembros de la Unión Europea intentan alcanzar una posición común ante el inicio de un nuevo período presidencial en Venezuela el 10 de Enero de 2019 para el cual no reconocen la legitimidad de Nicolás Maduro. En la agenda de la reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la UE, a celebrarse en Bruselas el 10 de Diciembre de, fue incluido nuevamente el tema “Venezuela”. La vocera oficial de esta reunión del Consejo, consultada para este Informe, aseguró que no está prevista la aprobación de alguna resolución sobre Venezuela y se tratará sólo de un intercambio de opiniones sobre el tema. Así lo reseña diariolasamericas.com

En la reunión del 10 de Diciembre de 2018 los ministros europeos continuarán el debate iniciado el 15 de Octubre de 2018 en el cual se asomó la propuesta, movilizada por España y Portugal, para “explorar la posibilidad de establecer un grupo de contacto internacional que podría, si se cumplen las condiciones, ayudar a facilitar un proceso político” en Venezuela.

Mediante la más reciente resolución sobre Venezuela, asumida por el Consejo el 6 de Noviembre de 2018, la UE extendió por un año la prohibición de venta de armas al gobierno de Maduro y renovó las sanciones individuales impuestas a dieciochos jerarcas del régimen chavista señalados por violaciones de Derechos Humanos.

Cancillerías de Latinoamérica y Europa sopesan las opciones de proceder al cierre de sus respectivas Embajadas o el retiro de sus Embajadores en Caracas el 10 de Enero de 2019. En medios diplomáticos en Venezuela y Bruselas, sin embargo, se pone en duda que los gobiernos europeos cierren sus embajadas en Caracas, por lo que el debate en la UE se centra en precisar la forma institucional de expresar el no reconocimiento a un nuevo gobierno de Maduro.

Tres jueces fueron designados para iniciar un proceso penal contra Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional. Mediante comunicación suscrita por el juez Chile Eboe-Osuji quien preside la CPI, fueron designados los jueces Péter Kovács de Hungría, el francés Marc Perrin de Brichambaut y la beninesa Reine Adélaïde Sophie Alapini-Gansou quienes conforman la Primera Sala de Cuestiones Preliminares de la CPI.

El juez Marc Perrin de Brichambaut es a su vez el Segundo vicepresidente de la CPI y encabezó hasta marzo pasado la sección de Salas de Cuestiones Preliminares. La asignación del caso a una sala de cuestiones preliminares fue consecuencia directa de la solicitud realizada por seis gobiernos americanos.