Un fotógrafo mexicano ha compartido en su cuenta de Twitter un video que sorprendió a los internautas y se hizo rápidamente viral.

En la grabación, hecha en la ciudad de Alamos, estado de Sonora, y publicada el 29 de diciembre, el autor muestra lo que parece ser el pelo de un animal dormido que sobresale de un agujero en una pared. No obstante, cuando el fotógrafo tocó el “pelo” con un palo, este empezó a moverse y a dividirse.

Resultó que el bulto peludo era en realidad un nido de arañas. «Son las patas de ellas, lo que pasa es que están muy amontonadas», explica el autor del video, refiriéndose a lo que se creía era el pelaje de la criatura.

Al final del video el fotógrafo, que también es el explorador de la naturaleza, explica que se trata de una especie de arañas inofensivas llamadas Opiliones.