El lugar más profundo del planeta es la Fosa de las Marianas, también conocida como el abismo de Challenger, en el océano Pacífico, la cual tiene una profundidad de ¡11,034 metros! Imagínate qué tan oscura está y lo fría que debe estar el agua si ahí no llega ni un rayo de Sol.

Pero aun así, tres personas se han atrevido a descender a este inhóspito lugar: en 1960 Don Walsh y Jacques Piccard a bordo del batiscafo Trieste, y en marzo de 2012 el director de cine James Cameron repitió la hazaña con el sumergible Deepsea Challenger.