¿Cuánto dinero mueve el secuestro de redes sociales en el mercado negro de los hackers?

220

HackerEl ‘boom’ de las redes sociales ha sido aprovechado por los ciberdelincuentes para ejecutar un nuevo tipo de delito, que consiste en robar la información virtual de los Gobiernos, empresas y personas particulares de todo el mundo.

El objetivo es simple y siempre el mismo: cobrar un rescate por las redes sociales, correos electónicos o billeteras virtuales de las victimas, bien sea a ellas mismas o a terceros que se benefician de la utilización de ellas en actividades ilícitas. 

“El robo de identidad y el quebrantamiento de la privacidad son temas que han tomado fuerza. Millones de terabytes de información compartida están en riesgo a través de brechas de seguridad que fomentan el robo de información confidencial”.

La afirmación la hizo el director de mercadeo de Alcatel en América Latina, Pablo Tapia, quien advierte que las modalidades para el robo de información  son cada vez más complejas.

Entre ellas destaca el ‘Phishing’ (correos electrónicos que pretenden confundir a las víctimas con alguien que no existe), así como el ‘Pharming’ (instalando códigos maliciosos en los dispositivos), ‘Spim’ (spam a través de la mensajería instantánea), y ‘Spyware’ (instalando software en las computadoras para recopilar información).

“La multiplicidad de plataformas y la costumbre de tener todo en un solo lugar, como en el Cloud, hace que la información sea susceptible a los ataques cibernéticos, y en peligro de que se irrumpa la privacidad”, detalla Alcatel.

Una  investigación de la firma rusa Kaspersky Lab, por su parte, puso en evidencia que al menos el 25% de los usuarios de internet fueron vulnerados por un ciberdelincuente en el 2015.

Sin embargo, lo más preocupante es que sólo el 38% de las personas se preocupa por tener una contraseña segura, mientras que el 57% las almacena en un lugar inseguro como un archivo de Excel.

El experto español, Félix Muñoz, advirtió en una entrevista concedida a Dinero que uno de los principales agravantes es la sensación de confianza que tienen las personas en materia de seguridad digital.

En el caso de las empresas, según el investigador de la firma Entelgy, la situación es más compleja pues “aún creen que siguen en el modelo del Castillo”, al pensar que sus paredes son impenetrables para los hackers.

A esta preocupación se han sumado firmas de la talla de la estadounidense Microsoft, la cual ha identificado que “la evolución del cibercrimen ha crecido de forma proporcional al desarrollo y el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)”.

Cifras oficiales, citadas por Microsoft, revelan que el año pasado se recibieron unas 5.000 denuncias en el país por casos de usurpación de identidad, phishing, estafas en línea, entre otras.

Específicamente por los delitos de interceptación, hurto y suplantación de datos personales se registraron unas 237 capturas en el mismo período, según los datos revelados por la Policía.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente