En paz y reconciliación, así finalizó el campeonato de fútbol organizado por la Policía Metropolitana de Cartagena y reunió a integrantes de 20 de estos grupos de jóvenes de especial atención, que por dos meses se enfrentaron con guayos y un balón de fútbol, como una novedosa estrategia de convivencia y tolerancia, que prevenga el enfrentamiento de pandillas en la ciudad.

En la cancha de fútbol del barrio Los Calamares finalizó el campeonato de fútbol por la Reconciliación y la Paz, generando espacios de convivencia entre los 240 jóvenes que participaron de esta iniciativa, liderada por el Grupo de Prevención y Educación Ciudadana, de la Policía Metropolitana de Cartagena, donde los jóvenes participantes tomaron la firme decisión de dar fin a los enfrentamientos, abriendo paso a la convivencia en sus barrios.

Los equipos de los barrios La Candelaria y Boston, que por muchos años se han enfrentado en inmediaciones de la vía perimetral y la Avenida Pedro Romero, con piedras, botellas y armas cortopunzantes. Esta vez, disputaron el honor de ser los Campeones del torneo, y tras un energizante partido, los del Boston se alzaron con la Copa ´Por la Reconciliación y La Paz´, quedando La Candelaria como los Subcampeones.

El tercer lugar fue obtenido por Ceballos. Mientras que el cuarto lugar, el barrio Lo Amador.

Con el apoyo de los líderes comunitarios, de la mano con la Policía Metropolitana de Cartagena, en los últimos tres meses se han logrado acercamientos para eliminar estas líneas imaginarias, donde el Grupo de Prevención y Educación Ciudadana brinda una intervención especial, y este Torneo por la Reconciliación y La Paz, se convirtió en un gran paso en este objetivo, promover un desarrollo de estas comunidades, en un ambiente de convivencia y armonía.