Cuidado con abusar del agua

97

Es común que todos los especialistas en dieta y nutrición, así como doctores en general recomienden tomar agua durante el día, por lo menos dos litros, ya que el consumir agua potable trae como consecuencia un mejor funcionamiento de nuestro organismo, una limpieza profunda de riñones e hígado y una correcta oxigenación para nuestro cerebro, entre otros beneficios. No obstante, existe un problema cuando se abusa en el consumo del H2O.

“Cuando tomar líquidos se convierte en una adicción, se puede caer en el riesgo de contraer potomanía o polidipsia psicogénica. Este padecimiento consiste en la ingesta excesiva de líquidos de forma compulsiva, fundamentalmente de agua, pero también puede ser de jugos y refrescos”. asegura el doctor Luis Hiruela, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Madrid. De acuerdo con Hiruela, este problema de salud tiene origen cuando los osmorreceptores del hipotálamo sufren una disfunción, los cuales regulan la necesidad de consumo de agua. Este comportamiento no se desarrolla inmediatamente, ni lo padecen personas completamente sanas.

“Son muchas las patologías que pueden causar la potomanía; como la esquizofrenia, demencias, debilidad mental, anorexia nerviosa o trastornos de personalidad”, indica el experto.

¿Cuáles son las consecuencias de padecer Potomanía? El beber agua en exceso puede derivar en una intoxicación hídrica, la cual causa una alteración de los electrolitos con disminución de los niveles en plasma de sodio, potasio y cloro. Esto puede concluir en el deterioro en el funcionamiento de diversos órganos del cuerpo. Otra consecuencia de beber agua en exceso es adquirir mielinolisis central pontica por edema cerabral, es decir, cuando los niveles de sodio se elevan demasiado rápido se produce un daño neurológico que impide el correcto funcionamiento de las neuronas.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente