Y es que, además de comer demasiado en las fechas señaladas como el 24 o 31 de diciembre, también lo hacemos en los días posteriores con “las sobras” de estos banquetes.
Pero, ¿cómo resistirse y mantener la línea en las festividades si somos conscientes que no le diremos que no a la natilla, el buñuelo, el arroz con leche, el pavo, el ajiaco, el muchacho relleno, solo por nombrar algunos de los platos típicos en el país?

“Es verdad que es muy difícil llevar una dieta saludable en estas fechas, ya que abusaremos de los dulces y las cenas exageradas. Pero siempre podemos seguir unas pequeñas pautas para evitarle problemas a nuestro organismo y tener que visitar al médico por los excesos navideños” afirma el Dr. Elías Stambulie, médico especialista en diferentes ramas de la medicina alternativa.

El Dr. Elías nos ofrece una serie de consejos para disfrutar responsablemente:

Respeta el horario de las comidas: No debes dejar pasar una comida porque sabes que tendrás una cena abundante por ejemplo. Es decir, hay que comer 5 veces al día, de manera que tu organismo no se descompense y llegue con demasiada hambre a la siguiente ingesta de alimentos. “Si esto sucede, comerás más rápido y con ansiedad, lo que dificultará que tu estómago sea capaz de hacer bien la digestión y las calorías no se van a digerir de manera adecuada, afectando tu metabolismo” apunta el Dr. Stambulie.

Intenta no dormir enseguida después de una cena pesada: Debemos aprovechar las reuniones con familiares y amigos, además de para compartir alrededor de una mesa, también para bailar, charlar y que así tu organismo esté activo mientras procesa dichos alimentos.

Toma 2 litros de agua al día: “El agua es esencial para la vida, ayuda a desintoxicar el cuerpo, mantiene activos los riñones limpiando nuestro organismo y sobre todo hace que tengamos menos apetito a todas horas, punto esencial en Navidad” resalta el médico especialista en medicina alternativa.

Ojo con las bebidas: En lo posible toma bebidas bajas en azúcar y sí son alcohólicas controla el consumo de estas. Está bien celebrar pero siempre con moderación.

Busca espacios para el ejercicio: Mantener una buena rutina de ejercicios básicos, ayudará a controlar todos los excesos que vamos a tener. Actividades como caminar, subir escaleras, pasear al perro, oxigenará el cuerpo ayudando a contrarrestar el aumento de calorías.

Para finalizar, “nunca piense que puede comer sin control y para compensar estos atracones en los días posteriores puede hacer lo contrario y no comer casi nada. Lo único que conseguirá con esta conducta será afectar aún más su salud y padecer patologías digestivas con graves consecuencias. Sea responsable en estas fechas especiales y disfrute con cuidado” concluye el Dr. Elías Stambulie, médico especialista en diferentes ramas de la medicina alternativa.