¡Cuidado! Estos son los 5 hábitos más comunes que tienden a romper parejas

Termina con los malos hábitos de tu relación, antes que sean ellos los que acaben con ella...

264

Los hábitos son esas costumbres que se instalan en nuestras vidas y forman parte de ella casi de modo imperceptible. Los malos hábitos son difíciles de erradicar, pero en el caso de las relaciones, es mejor identificarlos tempranamente para evitar que sean las causas de una ruptura de pareja.

¡Destierra estos hábitos para que tu relación no se rompa!

#1 No comer juntos

De acuerdo con el psiquiatra Marcos Banschick, no comer con tu pareja cada día a causa del trabajo o porque no viven juntos puede ser un fuerte motivo para que ambos se distancien.

El momento de compartir la comida conlleva hablar de temas cotidianos y otros que no lo son tanto, pero además incluye el hacer de a dos algo que resulta tan placentero como lo es el comer.

Lo ideal sería organizarse para comer juntos varias veces a lo largo de la semana.

#2 Uno de los dos nunca toma la iniciativa en la cama

Esto puede llevar a grandes malentendidos, por ejemplo si tu pareja nunca tiene la iniciativa, tú podrías creer que no te desea. O que tú no tomes la iniciativa podría llevarte a no expresar tu necesidad de intimar, haciendo que reprimas ese sentimiento.

Demuestren los dos su iniciativa al comenzar el juego de vez en cuando, así el otro también se sentirá amado.

#3 Suponer que el otro lo sabe

A menos que tu pareja sea adivina, no tienes que dar por sentado que sabe exactamente todo lo que quieres y te gusta, o lo que estás pensando. Del mismo modo, tu pareja no debería suponer que tú te das cuenta de todo lo que siente o le pasa.

Esto lleva a malas interpretaciones, por eso nada mejor que cuando tengan dudas pregunten o de lo contrario pidan aquello que desean. Y nunca olviden dar las gracias, para que el otro no perciba que es como una exigencia a cumplir.

#4 Discutir por los mismos temas

Cuando una discusión es recurrente hay que prestar atención. Por lo general, cuando se discute acerca de un tema este tiene un fin o bien se negocia con respecto a algo, o se aclaran malentendidos o de alguna forma hay una comprensión que implica que no volverá a suceder.

Pero si las mismas discusiones se repiten habrá que estudiar con profundidad cuál es el verdadero motivo, lo más probable es que debajo de la aparente causa que ocasiona la discusión, haya oculto algo más.

#5 Estar hiperconectados a las redes sociales

Hoy en día la hiperconectividad es motivo de conflicto en muchas parejas. Hablamos con el otro mientras escribimos mensajes de textos o miramos las redes sociales.

Deben establecer un tiempo para estar con la pareja sin interrupciones, lo que incluye sin móvil, redes sociales, etcétera, de lo contrario alguno de los dos podría creer que no le interesa o sentirse desentendido.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente