En redes sociales abundan los videos tutoriales del estilo “hágalo usted mismo”, que cuentan cómo, con prácticos trucos y sencillas ideas, se puede solucionar casi todo en la vida. Entre los más populares están aquellos que explican cómo hacer recetas para la producción de productos de limpieza usando ingredientes caseros como el vinagre y el bicarbonato de sodio.

Sin duda, la idea de realizar estas “recetas milagrosas”, con ingredientes de bajo costo que se encuentran en la alacena o en cualquier supermercado, es bastante atractiva. Sin embargo, muchas veces estas fórmulas caseras no siempre poseen la eficacia esperada y, peor aún, pueden resultar potencialmente peligrosas. “Es importante que los consumidores tengan en cuenta que los productos de limpieza disponibles en el mercado son el resultado de diversas investigaciones y rigurosas pruebas que ayudan a determinar su desempeño, compatibilidad y estabilidad”, explica Fabio Cahen, gerente senior del Negocio de Cuidado Personal y del Hogar de BASF Colombia, Ecuador y Venezuela. “La mezcla indiscriminada de ingredientes puede originar subproductos con efectos tóxicos y perjudiciales para la salud”, enfatiza el experto.

Por ejemplo, el vinagre -muy común en las recetas de internet-, puede presentar riesgos cuando es mezclado con bicarbonato de sodio. Esta mezcla genera subproductos potencialmente perjudiciales para la salud. “En caso de ser inalados o de entrar en contacto con la piel, pueden generar irritación, sensibilidad y problemas respiratorios”, afirma Cahen. La combinación de agua sanitaria y suavizante, por ejemplo, puede resultar en la liberación de cloro en forma de gas, una sustancia con efectos asfixiantes y tóxicos.

Con mecanismo similar, combinaciones con limpiadores amonicales llevan a la formación de cloraminas, también dañinas. Otro ejemplo es la combinación que muchas personas hacen de los detergentes o los limpiadores con el hipoclorito de sodio; esta es una sustancia muy reactiva que al contrario de hacer más efectivas las formulaciones, las deteriora impidiendo que actúen como deberían hacerlo.

Sostenibilidad, la clave de una limpieza más efectiva.

Hoy existen cientos de productos sostenibles que contienen moléculas especialmente desarrolladas para un mejor desempeño, son biodegradables y requieren el uso mínimo de recursos como el agua para remover, de forma más efectiva, la suciedad de las superficies.

“Las consecuencias y los riesgos de las recetas caseras en las personas y el medio ambiente no deben ser ignorados. Las compañías responsables por el desarrollo de productos de limpieza realizan un sin número de pruebas y combinaciones de ingredientes en diferentes dosis para evaluar la efectividad de la fórmula, la seguridad de sus usuarios y el efecto en el planeta”, afirma Cahen.

Algunas de las personas que realizan la limpieza con sus fórmulas caseras argumentan que lo hacen por un afán de lograr mayor efectividad en el proceso. Sin embargo, esta alternativa en ocasiones resulta más perjudicial para el medio ambiente por el abundante uso de agua que requiere. Inclusive, puede no ser tan efectiva como algunos consideran.

“Hoy existen en el mercado cientos de productos de limpieza, con opciones de precio diferentes, que ofrecen excelentes resultados y protegen los recursos naturales. Es una iniciativa a la que la industria le apuesta desde hace años, con resultados innovadores y sorprendentes”, concluye el vocero.