Darwin Atapuma es el nuevo líder de la Vuelta a España

529

El neoprofesional francés Lilian Calmejane (Direct Energie) se ha impuesto en la cuarta etapa de la Vuelta a España, disputada entre las poblaciones gallegas de Betanzos y San Andrés de Teixido, sobre 161 kilómetros. El Movistar Team defendía el liderato del murciano Rubén Fernández, pero terminó por dejar ir la fuga y ahora es el colombiano Darwin Atapuma (BMC) quien viste La Roja tras su segundo puesto en la etapa. Su ventaja sobre Alejandro Valverde, segundo de la general, es de medio minuto.

Detrás, los favoritos pelearon por mantener sus actuales posiciones en unos últimos tres kilómetros muy exigentes. En esas últimas rampas, Rubén Fernández se quedó cortado después de trabajar para sus jefes de fila, Valverde y Nairo Quintana.

Alberto Contador se ha mantenido esta vez junto al resto de favoritos, que no desataron la furia y fueron más que conservadores durante toda la etapa y también en las paredes finales, azotadas por el viento en un paisaje abierto al mar, un altiplano impresionante junto a los acantilados más altos de la Europa continental.

Movistar Team salió con la idea de defender su liderato, bien para Rubén Fernández o para sus jefes. Y planteó una persecución medida durante más de media etapa ante la fuga de 22 hombres entre los que estaba Atapuma, un potencial nuevo líder en caso de que la escapada llegara con más de 1:35 minutos de ventaja. Movistar desistió finalmente de llevar el control de la carrera en exclusiva y eso dio aire a Atapuma y compañía.

La sorpresa de Calmejane, que se declara a sí mismo un escalador a medias, bueno para este tipo de puertos pero que no le esperen en el Aubisque, golpeó al resto de la fuga, que no se tomó en serio el ataque de este novato de 23 años y lo pagó caro.

Los mejores escaladores de la escapada estaban más pendientes de Atapuma, quien después de decepciones y grandes actuaciones alcanzó el premio de un liderato grande que le puede durar unos cuantos días. Con Samuel Sánchez de líder y un Van Garderen que volvió a quedarse lastimosamente en la subida a San Andrés, el BMC tiene cartas para jugar fuerte.

En la escapada se filtraron corredores del BMC (Atapuma), Direct Energie (Calmejane), Caja Rural (Madrazo y Rosón, únicos españoles y muy batalladores), Bora (Benedetti y Twaithes), Lampre (Grmay), Cofidis (Rossetto), IAM (Warbasse y Wyss), Dimension Data (Haas y Kudus), Cannondale (King y Rolland, consistentes hasta el final), Lotto Soudal (De Gendt, que intentó un movimiento), Etixx (Stybar), Ag2r (Domont, persistente en su ataques), Giant (Haga y Arndt), Astana (Zeits, marcador incansable de Atapuma), y LottoNL (Battaglin).

Cuando el Movistar se hartó de tirar, la fuga se fue a más de cinco minutos, justo en el arranque del último puerto, a 12 kilómetros de la llegada. En la proximidad de esa subida lanzó al grupo el Tinkoff, como avisando de las buenas piernas de Contador, pero los amarillos desaparecieron pronto de la cabeza y el grupo de favoritos recuperó el control del Movistar, con esfuerzos sostenidos de Rojas, el líder Fernández y, finalmente, Daniel Moreno para llevar a Valverde a las proximidades de la meta lo más cerca posible de Atapuma.

La quinta etapa se desarrollará mañana entre Viveiro y Lugo con 171 kilómetros y un puerto de tercera categoría, Marco de Álvarez, a 50 de la meta. El último kilómetro presenta una elevación ligera.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente