De confirmarse, este sería uno de los hallazgos mas grandes de la historia. Y se trata de nada más y nada menos que el Caballo de Troya. Aquel que definió el resultado de una guerra en la antigüedad y que solo era considerado como una leyenda. Pero cuya existencia fue comprobada años atrás, hablamos de mítica Troya.

Un equipo de arqueólogos turcos que excavan el sitio de la ciudad de Troya en las colinas de Hisarlik. Han descubierto una gran estructura de madera que creen que son los restos del famoso Caballo de Troya.

Las excavaciones sacaron a la luz decenas de tablones de abeto y vigas de hasta 15 metros de largo. Los restos se reunieron de una forma extraña, lo que llevó a los expertos a sospechar que pertenecían al Caballo de Troya. La estructura de madera se dice estaba dentro de los muros de la antigua ciudad de Troya.

El Caballo de Troya es considerado por la mayoría como una estructura mítica. El caballo se asocia comúnmente con los poemas épicos de Homero; La Ilíada y la Odisea. Los poemas épicos clásicos cuentan la historia de la guerra de Troya y el largo viaje de Ulises de regreso a Ítaca.

La historia del Caballo de Troya aparece al final de la guerra, ya que se utiliza como estrategia para apoderarse de Troya y ganar la guerra. Su historia aparece de manera más prominente en la Eneida de Virgilio. El cual es un texto latino de la época del gobierno de Augusto en Roma. Los historiadores sugieren que el escritor antiguo estaba usando la imagen del caballo como una analogía de una máquina de guerra, o incluso quizás un desastre natural.