¿De qué murió Loki, el famoso Corgi de Instagram?

363

Loki, uno de los perros más famosos de Instagram, se enfermó de los riñones el año pasado. Esta semana su enfermedad se tornó seria y terminó en el hospital.

El perro fue diagnosticado el año pasado con enfermedad renal crónica (ERC) – una de las enfermedades renales más frecuentes en perros y gatos y una de las principales causas de mortalidad en pacientes de edad avanzada. La ERC se caracteriza por la aparición progresiva de lesiones estructurales irreversibles y que no provocan síntomas aparentes hasta que la enfermedad se encuentra ya en estados muy avanzados. Aunque no existe todavía un tratamiento que pueda corregir las lesiones renales ya instauradas, las consecuencias clínicas y bioquímicas ocasionadas por la insuficiencia funcional pueden ser mejoradas con un tratamiento de soporte y sintomático.

Desde el miércoles pasado, Loki había dejado de comer, fue llevado al veterinario para recibir fluidos vía intravenosa al siguiente día – fue entonces cuando se dieron cuenta que tenía altos niveles de creatinina y nitrógeno ureico en la sangre (los dos indicadores de enfermedades renales). Fue llevado a un hospital de emergencia para recibir otra ronda de fluidos intravenosos para intentar controlar sus altos niveles.

Tras la segunda ronda de medicamentos, Loki no mostró mejoría, así que sus dueños lo llevaron desde Vancouver hasta Seattle a un hospital donde realizan diálisis canina. Desafortunadamente, la diálisis no fue suficiente para salvar a Loki del pico repentino en su sangre.

Sus dueños, Tim y Viv hicieron una página GoFundMe para recolectar los fondos necesarios para sus cuidados se emergencia y sus fans cooperaron para tratar de salvarlo. Con casi 70,000 seguidores de Instagram, Loki juntó más de $34,000 dólares – el doble de la meta original – en donaciones. Desafortunadamente el dinero no fue suficiente y el perro murió el lunes.

  • “Ahora Loki está en un lugar mejor. Alejado de la enfermedad y el dolor. Lo extrañaremos para siempre,” escribieron Tim y Viv.

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente